Asilo de  ancianos  en Padilla  a  punto de cerrarse por  falta  de  ayuda

El  único  hogar  Geriatrico  que  funciona  en  este  municipio  Nortecaucano  lanza un SOS ante la grave crisis financiera y asistencial  que vienen afrontando desde hace varios meses y que se agudizó a causa del Coronavirus  y la falta  efectiva y permanente de  ayuda de  las  autoridades para  su  funcionamiento.

En  Padilla  el Ancianato  Mi dulce Hogar que  debería depender de la ayuda del Estado   y las  manos  generosas  de  los  grandes  cultivadores de  la  región están en riesgo de paralizar la atención próximamente. Sus directivas aseguran que  las  pocas  ayudas  generosas   como  pensiones de  los familiares de los beneficiarios “no alcanzan”.

Joli Bram Brand directora de  La  Asociación  Comunitaria para el Desarrollo  del  Adulto  Mayor  de Padilla  FUNDEVICAM quien ha estado al frente de  esta  iniciativa  solidaria hace  un llamado para que desde el sector público  y privado se  pueda colaborar para evitar  el inminente  cierre.

La  Alcaldía únicamente se   comprometió  a  pagarle  a  tres  funcionarias  por  tres  meses que han estado al frente del  asilo mientras  su  directora superaba unos delicados  quebrantos de  salud  que la mantuvo hospitalizada.

La situación actual es muy compleja  y 12  adultos  mayores  podrían quedar  sin el  cuidado, afecto y  amor que  un grupo de  entusiastas  jóvenes ofrecen  con  grandes  esfuerzos  personales desde hace  6  años vienen  adelantando, siendo en agosto pasado el mes  en que hicieron la  última ayudatón  entre la  ciudadanía.

“Aunque ahora estén en el declinar de la vida, es precisamente en su  debilidad cuando más necesitan del cariño y de la estima de los suyos, de las  manos  generosas y solidarias  y del apoyo gubernamental que está siendo esperado, pues no hemos sostenido gracias  a  la misericordia de  Dios”  sostiene Joli Bram Brand .

Igualmente  recuerda  que los ancianos representan la sabia experiencia, madurada en el  corazón de una larga, intensa y abnegada vida, y por eso han de tener un lugar de honor en la convivencia familiar, sin embargo por fortuna existen personas  de una  enorme calidad  y sensibilidad humana, como las  que  vienen  asistiendo estos  ancianos  en el Nortecaucano Municipio de  Padilla, ante la  mirada indiferente de las  autoridades  locales que no colaboran decididamente.

Las  directivas y voluntarias piden de  manera muy especial a los futbolistas oriundos  de  Padilla  Duván Esteban Zapata Banguero  delantero quien  juega  en el Atalanta  y Cristian Eduardo Zapata Valencia quien juega como defensa central en el Genoa C. F. C. de la Serie A de Italia que colaboren  con  algún  aporte  para superar la  crisis.

Si desea ayudar con la situación de la  Asociación, puede comunicarse al 3108284070 o  través de la cuenta de ahorros número   809-736035-35 de Bancolombia, a nombre de Ancianato  Mi Dulce  Hogar.

 

Redacciòn