Minga Indígena se moviliza hacia Cali, exige renuncia de Mindefensa y cita a Duque

Miles  de  indígenas provenientes  de los  distintos  pueblos del  suroccidente colombiano  marcharan  hasta  la  capital del  Valle del  Cauca  en donde se  concentrarán y esperan la presencia  del Presidente  de  la  República  Iván  Duque  Márquez el  próximo Martes 13  de Octubre.

En esta  ocasión las  comunidades indígenas aspiran ampliar su enfoque de solicitudes de recursos y proyectos para los indígenas, a reclamar por las acciones del Gobierno y que a su juicio están afectando al país entero como hicieron hace año y medio, unificados en cuatro banderas: “La vida: exigen  resolver y frenar las masacres y asesinatos a líderes sociales, El territorio: piden sacar a los grupos armados que presionan para que se siembren coca o se pelean las rutas del narcotráfico. La paz: solicitan que el Gobierno retome los diálogos con el ELN y busque soluciones para que paren los enfrentamientos entre otros grupos  y finalmente en el tema de La democracia: exigen no criminalizar la protesta social, respetar las decisiones de las Cortes y frenar la concentración de poder por funcionarios cercanos a Duque en la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría” de acuerdo a las peticiones que serán  expuestas al  Gobierno Nacional.

Las  autoridades indígenas han  garantizado que  contrario a las  movilizaciones  anteriores  habrá una  sintonización  con las  protestas de  otras  organizaciones  campesina,  sociales  y  sindicales, no bloquearán la  carretera  internacional de  la Panamericana y realizarán el trayecto de forma pacífica.

Con ello buscarán evitar que se afecten más los pequeños empresarios que apenas están reabriendo después de la cuarentena de  la  pandemia del Covid-19. “Hay que adaptarnos al contexto y a los cambios que va teniendo el país”, sostuvo Ferley Quintero, vocero del CRIC.

Los  voceros de  las  comunidades  indígenas explicaron que viajan a Cali para que “el Presidente no diga que no hay garantías de seguridad para sentarse en una mesa con ellos y evitar que les deje una silla vacía como pasó en abril de 2019 en Caldono.”

Los  marchantes piensan esperar a Duque en la Plazoleta San Francisco, donde queda la Gobernación y donde estiman reunir a 8 a 9 mil personas que viajarán   especialmente desde el  Norte  del  Cauca  el domingo 11, pues  ya tienen los permisos de  las  autoridades caleñas para sostener esta  reunión con el  mandatario de  los  colombianos.

Además  de  los  integrantes  del  Cric  esperan que en Cali se unan más personas a los integrantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), el Consejo Regional Indígena del Huila (Crihu), Consejo Regional Indígena de Caldas (Cridec), el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (Pupsoc), Marcha Patriótica, estudiantes, campesinos y miembros de más de 50 organizaciones sociales que llegarán.

Su expectativa, dicen, es que Duque vaya a la cita, lleguen a acuerdos y, después de darlos a conocer al país, se devuelvan.

Si Duque no llega (exigen que vaya personalmente), los indígenas planean seguir su caravana hasta Bogotá, con paradas en Armenia, Ibagué y Fusagasugá. Allí, según el senador y ex consejero mayor del Cric, Feliciano Valencia Medina,  máximo líder indígena  del  Cauca,acordarán cómo entrar a la capital.

Estiman que ese recorrido tome tres a cuatro días, y llegar a Bogotá entre el 16 y el 17 de octubre, el fin de semana previo a las protestas convocadas por el Comité del Paro.

De ser así, la fuerza de los indígenas del suroccidente, que fue importante en las movilizaciones del 21 N, no estaría en el paro nacional del 21, y para el Gobierno podría ser atractivo desactivarla.