En carta  a Álvaro Leyva, Timochenko confirma autoría del crimen de Álvaro  Gómez Hurtado

Rodrigo Londoño Echeverri, conocido  en la  otrora  guerrilla de las  Farc  como  “Timochenko” , jefe  máximo del  hoy  partido  político del partido político y ex miembro del Secretariado del extinto  grupo  insurgente del mismo nombre, ratificó la versión de ser los «únicos» responsables del asesinato del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado  el 2 de noviembre de 1995.

«El doctor Álvaro Gómez Hurtado merece descansar en paz. Consideramos de elemental humanidad  que se lo permitan, que dejen de victimizarlo una y otra vez con el fin de saciar aspiraciones», dice Londoño en una carta abierta dirigida a Álvaro Leyva Durán.

«Somos los únicos responsables de su muerte, por favor, que dejen de buscar el ahogado aguas arriba», afirma  el dirigente de  izquierda.

Además, en el documento manifiesta nuevamente su compromiso por la verdad: «Doctor Leyva, confesado este y otros crímenes por nosotros, nos unimos a su clamor por la verdad. Sólo así cerraremos la página horrorosa de la guerra«, añade.

En la misiva  al exministro Leyva, además, el líder de la extinta guerrilla reiteró el siguiente mensaje: «Hoy más que nunca somos conscientes de la barbaridad que envuelve la nefasta idea según la cual el que la hace la paga. Pensar así llevó nuestra nación al abismo. Doctor Leyva, tiene usted toda la razón, El Acuerdo Final de Paz es la puerta abierta a la Colombia que merecen las próximas generaciones».

La ratificación por parte de Londoño se produce luego de que el exministro Leiva Durán hiciera pública su propuesta de crear el Movimiento Nacional por la Verdad, para que sea un instrumento con el cual conozca el esclarecimiento de la verdad de los hechos del conflicto.

Londoño Echeverri, quien cuando estaba alzado en armas era conocido como Timochenko, envió la carta a Leyva en la que le asegura que lo hizo “estremecer con la descripción de su llanto adolorido ante el cadáver del doctor Álvaro Gómez Hurtado»  considerado  por  la  observadores  políticos como el más  excelso dirigente conservador de  las  últimas décadas.

“En la puerta de la Universidad Sergio Arboleda, al lado del carro parcialmente destrozado por las balas que le segaron la vida, viendo su sangre que manchaba el asiento trasero, lloré. Lloré a Álvaro. Lloré a mis mayores y episodios pasados de mi vida. Lloré a un hombre recto, a un histórico, a un talante. Para la fecha del trágico acontecimiento había ya cumplido yo once años trabajando en procesos de paz. Buscando la paz”,  contó Leyva en su escrito  sobre la  muerte violenta del ex ministro  Gómez Hurtado.

En el comunicado, Londoño reconoce que las Farc son las únicas responsables del “execrable hecho de haber privado de su vida” a Gómez Hurtado y le asegura a Leyva Durán que luego de leer sus palabras, pudo comprender “el tamaño de su lealtad hacia el líder asesinado, así como el sufrimiento ocasionado a personas como usted, a la familia del gran político y a buena parte del país nacional”.

Timochenko aplaude a Leyva Durán y dice que el mérito que ha tenido es haberse sobrepuesto “a su dolor para pensar y actuar en grande”.

Entonces le reitera que pocos como él tienen “el talante conservador, ese sentido de la rectitud y la honorabilidad”.

Londoño hace además un recorrido por lo que fue su ingreso a las Farc y vuelve al momento en el que según dice, «la dirección de las Farc tomó la decisión de llevar adelante el delito, cuando el doctor Gómez Hurtado era un hombre completamente diferente al de décadas atrás».

«Como usted, aunque con la diferencia de que nosotros éramos uno de los bandos enfrentados, también buscamos y luchamos por la paz durante muchos años. Y lo hacíamos alzados en armas,  porque seguramente las circunstancias del país lo imponían así», se justifica.

Pero, finalmente argumenta: «Firmamos los Acuerdos de La Habana para dejar atrás todo eso y posibilitarle un nuevo destino a Colombia».

Redacciòn