El mundo pendiente de  la  salud de Trump  tras dar positivo de covid-19 junto a su esposa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien anunció que él y la primera dama Melania Trump dieron positivo por coronavirus, cuenta con varios factores de riesgo para síntomas más graves de covid-19.

Se encuentra en un grupo de alto riesgo simplemente por su edad –tiene 74 años– y su peso. Trump es clínicamente obeso y la obesidad es un factor de riesgo para una forma más grave de la enfermedad.

El presidente Donald Trump fue trasladado a un hospital este viernes, horas después de confirmarse su resultado positivo para covid-19.

«Tras la recomendación de su hospital y de los expertos, el presidente va a trabajar desde las oficinas presidenciales» del hospital militar de Walter Reed «durante los próximos días», dijo la portavoz Kayleigh McEnany.

De acuerdo con The New York Times, el Presidente ha presentado tos, fiebre y congestión, razón por la cual fue trasladado al hospital militar, donde recibirá un tratamiento experimental con un cóctel sintético de anticuerpos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), las personas en el rango de edad de 65 a 74 años enfrentan un riesgo cinco veces mayor de hospitalización y un riesgo 90 veces mayor de muerte por covid-19 en comparación con los adultos jóvenes entre las edades de 18 a 29 años.

Con base en su examen físico de abril, CNN  reveló  en junio que el presidente Trump pesaba 244 libras (110 kilos) y mide 6,3 pies de altura (1,92 metros). Eso le da un índice de masa corporal de 30,5, lo que lo hace técnicamente, aunque levemente, obeso. La obesidad triplica el riesgo de hospitalización por covid-19, según los CDC.

Trump también es un hombre, y los hombres tienen más probabilidades de morir o sufrir enfermedades graves por coronavirus que las mujeres, informó la principal agencia de salud.

Pero no se sabe si tiene otras condiciones médicas que podrían ponerlo en un grupo de alto riesgo.

 

Examen físico

De acuerdo con su último examen físico, su presión arterial está ligeramente elevada. No hay evidencia de que tenga cáncer, enfermedad renal, diabetes u otras afecciones que se sabe que ponen a las personas en mayor riesgo.

El médico del presidente, el Dr. Sean Conley, dijo que su último examen físico se realizó en abril y «no hubo hallazgos de importancia o cambios que informar».

 

Redacciòn