Abrazo de perdón entre la hermana de Juliana y la familia del soldado

En un acto de reconciliación, la madre y un hermano del soldado que le quitó la vida a Juliana Giraldo Díaz en zona rural de Miranda, Cauca, a nombre de su hijo, le pidieron perdón al esposo y a la familia de la mujer de 38 años.

Aura María Díaz, hermana de Juliana expresó que familia del joven no tiene la culpa de sus errores. Además, dejó en claro que en sus corazones no hay odio ni rencor, lo que hay es un dolor inmenso por lo ocurrido. Díaz pidió que haya calma y que no se genere violencia por el hecho.

Cabe recordar que en la noche de este jueves, en Cali, en un plantón que tuvo lugar en el Cantón Militar Pichinchá, un policía fue golpeado por algunas personas que lo señalaron de disparar contra los manifestantes. La motocicleta en la que se movilizaba el policía fue incinerada.

«Le pido a Dios que hoy le dé mucha fortaleza a la familia de ese soldado, porque así como nosotros estamos sufriendo la partida de mi hermana, ellos también deben estar sufriendo porque es una tragedia también, que un muchacho tan joven se haya metido en ese problema», expresó Aura María, quien reveló que la madre del soldado está muy afectada.

La mujer narró que, luego de los hechos, se reunieron con el Brigadier John Jairo Rojas, comandante del Comando Específico del Cauca en el Batallón de Miranda, quien les pidió disculpas por lo ocurrido.

«El Ejército Nacional aceptó los hechos y nos manifestaron todo su apoyo. Esto es un hecho lamentable, porque nadie espera que una persona del Ejército, que se supone está para cuidarnos, haga esto. Yo no tengo nada que perdonar, que los perdone Dios, de pronto cuando salió a hacer su turno, no salió con la intención de matar a mi hermana», agregó Aura María.