Policías que provocaron muerte de Javier Ordóñez podrian ser condenados a mas de 50 años de prisión

Los dos policías protagonistas de la muerte del Ingeniero y abogado Javier Ordóñez, Juan Camilo Lloreda Cubillos y Harby Damián Rodríguez Díaz llevaban más de 5 años como patrulleros de la Policía Nacional. Ambos estaban asignados al CAI de Villa Luz, occidente de Bogotá, y ahora los dos enfrentan una condena de cerca de 60 años por la muerte del ciudadano Javier Humberto Ordóñez Bermúdez.

Lloreda, estudiante de psicología de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, les dio, durante varias horas, a investigadores de la Inspección General de la Policía su versión de los hechos que rodearon la muerte de Ordóñez.

Su compañero en la institución involucrado en la muerte de Ordóñez es el patrullero Harby Damián Rodríguez Díaz, quien también entregó su versión de los hechos.

Ambos borraron todo rastro en sus redes sociales. Sin embargo, aún quedan algunas fotos y hasta documentos de su estudio, en los que habla de la Policía y de sus compañeros.

Múltiples golpes con arma contundente a la altura de la cabeza y los hombros aparecen en el reporte de la necropsia del abogado Javier Ordóñez, quien murió como consecuencia de un acto de brutalidad policial en Bogotá. Ya son 7 los policías apartados de sus cargos en medio de la investigación.

Y aunque la familia de la víctima alerta sobre una posible fuga, ante la contundencia de la evidencia, ya fueron expulsados de la institución y están a la espera de las decisiones judiciales que tome la Fiscalía.

Los golpes, un estado de fibrilación cardíaca producto de la aplicación repetida de descargas eléctricas de pistolas tipo ‘taser’ y el estado de alicoramiento de la víctima habrían provocado el fatal desenlace que desencadenó la ola de protestas contra la Policía en el país.

 

Esos golpes, según versiones en manos de las autoridades, ocurrieron en el CAI de Villaluz, noroccidente de Bogotá, cuando Ordóñez estaba bajo custodia policial.

El abogado Vadhit Gómez, quien representa a la familia de Javier Ordóñez – fallecido en medio de un brutal procedimiento de la Policía – dio a conocer en entrevista con City TV detalles sobre la investigación.

 

Señaló que tiene en su poder unas fotografías que dejan en evidencia los golpes que recibió Javier Ordóñez. «Tiene un golpe «macabro» en la parte frontal derecha», todo indica que fue «atacado de forma brutal cuando lo trasladaron al CAI».

El abogado señaló que está a la espera de conocer de manera oficial el dictamen de Medicina Legal, pero que para él es claro que Ordóñez fue «victima de tortura en ese CAI».

 

Gómez dijo que también tiene en su poder varios videos que dejan en evidencia que no son solo dos los policías comprometidos en el caso, «no se observa una riña, no se observa que los policías tuviesen como finalidad de mediar en una riña. La información que tenemos es que los uniformados abordan a los involucrados, los siguen hasta su lugar de residencia y en la parte, antes de la entrada, tienen un conflicto con la víctima, la reducen y de manera infame, a pesar de que la víctima solicita y suplica por su vida siguen atacándolo con la Taser».

 

El abogado asegura que su hipótesis se basa en que a Ordóñez en el CAI lo golpearon y llegó sin vida a la clínica, «tenemos un testigo que afirma que un médico le dijo: «llegó muerto por los golpes».

 

El representante de la familia, señaló que esta preocupado porque pese a las pruebas y elementos recolectados no hay una decisión de la Fiscalía, «no sabemos qué va a pasar con los implicados, si se van a fugar».

 

De acuerdo con el abogado, lo que procede en este caso es emitir la orden de captura lo más pronto.

Por su parte, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo garcía, aseguró la mañana de ese viernes que ya fueron citados a imputación de cargos por homicidio y abuso de autoridad, los policías que mataron a Javier Ordoñez.

 

El ministro de la Defensa Carlos Holmes Trujillo, aseguró que «la Policía Nacional pide perdón por cualquier violación a la ley o desconocimiento de los reglamentos que haya incurrido cualquiera de los miembros de la institución».

 

Trujillo señaló que los uniformados involucrados fueron citados a audiencia de imputación de cargos presunto por abuso de autoridad y homicidio. Confirmó que se «notificó la suspensión de sus cargos para proceder a apartarlos de la institución y no se manipulen las pruebas y no se obstaculice la información».

 

Dijo que las investigaciones avanzaran contra otros cinco policías – que fueron suspendidos – para establecer si incurrieron en una falla por omisión en su actuación.

Redacciòn