Este  2020 un total de 23 líderes sociales han sido amenazados en  Caldono

El alarmante incremento en las amenazas a líderes sociales en el Cauca  no cesa.

Y  ha  sido  la Unidad para las Víctimas Territorial Cauca  la que denunció que, en lo corrido del 2020, en el municipio de Caldono se han registrado amenazas contra 23 líderes sociales, lo que ha incrementado el desplazamiento forzado de los habitantes de la población.

La entidad señaló que, a raíz de la alerta temprana 040-2020 emitida por la Defensoría del Pueblo para esta población, participó de la sesión de la Comisión Intersectorial para la Respuesta Rápida a las Alertas Tempranas CIPRAT, en la que se hizo seguimiento a la situación de orden público de este territorio de  amplia  mayoría  indígena y  campesina.

Las autoridades locales han advertido del incremento de la presencia de grupos armados al margen de la ley, especialmente disidencias de las Farc, estructura Dagoberto Ramos Ortiz. En esta zona también se investiga la llegada de la Segunda Marquetalia.

De manera virtual y en cabeza del Ministerio del Interior, sesionó dicha Comisión, en la que entidades del Gobierno Nacional, departamental y municipal expusieron las recomendaciones sobre las acciones adelantadas y proyectadas para este municipio.

El director territorial de la Unidad para las Víctimas, Dan Harry Sánchez Cobo, dijo que “en el municipio de Caldono hemos trabajado en la actualización del Plan de Contingencia, lo que permitirá a ese territorio tener una respuesta rápida en atención a población víctima afectada ante cualquier situación de orden público que se pueda presentar”.

 “De igual forma, se continúa trabajando con los sujetos de reparación colectiva de los resguardos de La Aguada, Pioyá, Pueblo Nuevo, San Lorenzo, La Laguna y Siberia (sujeto campesino) avanzando en los procesos de reparación tal como lo indica la ley 1448 de 2011”. La Unidad para las Víctimas Territorial Cauca denunció que, en lo corrido del 2020, en el municipio de Caldono se han registrado amenazas contra 23 líderes sociales, lo que ha incrementado el desplazamiento forzado de los habitantes de la población.

Según  investigadores  del tema de la  violencia en el Cauca, el aumento de las amenazas tiene que ver con la dinámica de la disputa del control territorial en las zonas más críticas de Colombia: 2020 ha  sido  un año de mucha violencia y homicidios porque había grandes luchas territoriales entre estos grupos ilegales.

Este año, se  ha visto que en varios territorios hay un proceso de consolidación, dejando  una violencia explícita. Estos grupos ahora usan con más intensidad las amenazas, pues son una forma distinta de control que, a diferencia del homicidio, llama menos la atención de las autoridades, pero sigue siendo muy efectiva en la intimidación provocando desplazamiento.