Carlos Camargo Assis asumió como Defensor del Pueblo

Carlos Camargo Assis tomó posesión como defensor del pueblo ante el presidente de la República, Iván Duque Márquez. En su intervención, el funcionario  que  reemplazó al  Caucano  Carlos Alfonso  Negret  Mosquera hizo un llamado para que en medio de la pandemia no se olviden los retos que tiene el país en materia de derechos humanos.

“No podemos permitir que los retos nuevos nos hagan olvidar los retos antiguos. Ese es un riesgo que no podemos dejar que suceda, no podemos permitir que los grandes problemas que nos deja la pandemia nos hagan olvidar de los líderes sociales, de los desplazados, de las víctimas, de la violencia de género, de los problemas y riesgos ambientales, de los abusos infantiles de los derechos de los pueblos indígenas, de la inclusión, de la diversidad, de la protección a la infancia y al adulto mayor, de la situación penitenciaria, de tantos problemas”, aseguró Camargo.

El defensor aseguró que en medio de los retos que exige la pandemia por el Covid-19 no se puede ser indiferente a la violencia de la que han sido víctimas varios jóvenes durante los últimos días y agregó que la indignación ciudadana debe ser respondida con investigaciones , judicializaciones y condenas ejemplarizantes.

“No vamos a tolerar que se ensañen con nuestros jóvenes”, añadió y pidió un minuto de silencio por la vida de las víctimas.

Camargo se comprometió a hacer todo lo que esté a su alcance para evitar que hechos como estos sigan sucediendo en los territorios y en este sentido aseguró que trabajará sin descanso , haciendo lo necesario para que los colombianos sientan que tienen una entidad que defiende sus derechos.

De igual forma, el defensor señaló que trabajará de la mano de las poblaciones, en los territorios, para conocer las problemáticas que realmente les afecta, en especial en lo que tiene que ver con la defensa de la vida de los líderes sociales.

“Vamos a oírlos, a interpretar sus inquietudes y a generar el marco apropiado para que puedan desempeñar sus actividades con tranquilidad”, dijo.

Por su  parte el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, advirtió este martes, durante la posesión del Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis,  que la mayor amenaza a los derechos humanos en Colombia son el narcotráfico y sus cadenas criminales.

«La mayor amenaza a los derechos humanos en Colombia es el narcotráfico, es el microtráfico y son todas las cadenas criminales que se alimentan de esa actividad delictiva», expresó el Jefe de Estado en el acto efectuado en la Casa de Nariño.

Afirmó que Camargo Assis «asume un reto muy importante», al tomar posesión como titular de la Defensoría, institución nacida en la Constitución de 1991, que tiene la misión de velar por las garantías civiles.

El Mandatario manifestó que detrás de las violaciones contra los derechos humanos están los grupos terroristas.

‘No nos llamemos a engaños. El Eln, las disidencias de las Farc, el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Pelusos’, ‘Los Caparros’ y cualquier otra estructura criminal hoy en Colombia buscan pertrechar del narcotráfico y buscan intimidar a distintos lugares del territorio’, enfatizó el  mandatario de  los  Colombianos.