Con plantón trabajadores de la aviación, la hotelería y el turismo exigen pronta reapertura

Centenares  de trabajadores de la aviación, la hotelería y el turismo  manifestaron frente al aeropuerto El Dorado para exigir que la reactivación de la operación aérea anunciada por las autoridades para septiembre sea de un 30 por ciento, aumente de manera gradual acelerada e incluya vuelos internacionales.

Pese a que el Gobierno ya ha autorizado la activación de operaciones regionales para septiembre, acción sumada a los pilotos que se han realizado a lo largo de este mes, los manifestantes consideran que se necesitan más operaciones. «La apertura del aeropuerto no es suficiente», dijo William Cuervo empleado de una  aerolínea y agregó: «Necesitamos más vuelos internacionales. Así logramos más vuelos, más oportunidades, más empleos».

Los manifestantes del sector  dieron a  conocer  a  la opinión  pública que  tienen licencias no remuneradas, contratos suspendidos o, en algunos casos, las empresas han terminado sus contratos, lo que hace que la crisis  sea desesperante.

Varios vuelos regionales han sido autorizados por las autoridades o están en proceso de reactivación.

La Aeronaútica Civil solicitó esta semana el permiso para que catorce rutas nacionales vuelvan a operar desde Bogotá, bajo lo que ha llamado ‘Red de Rutas en Bogotá – Etapa de conectividad esencial’.  La propuesta contempla once destinos: Pasto, Villavicencio, Cali, Pereira, Rionegro, Medellín, Bucaramanga, Cúcuta, Montería, Barranquilla y Santa Marta. Estos se sumarían a los vuelos a Leticia, San Andrés y Cartagena desde Bogotá, que fueron confirmados por el Distrito.

En Valle del Cauca, tienen luz verde las rutas entre Barranquilla y Cali, así como entre Medellín y Cali. En este sentido, la aerolínea Easyfly reactivará a partir del primero de septiembre la operación de 10 rutas desde las ciudades de Medellín, Bucaramanga, Cali, Bogotá y Barranquilla.

Al tiempo que el  propio  Ministerio de Salud emitió un comunicado en donde asegura que “la probabilidad de contagiarse del virus en un vuelo es de menos del 1 por ciento. Sumado a los protocolos de bioseguridad en los aeropuertos, hoy viajar por vía aérea es de menos riesgo que otros medios de transporte”.