Alcalde de Cali pide a autores de masacre en Llano Grande que se entreguen

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, dijo que la investigación para esclarecer la masacre de los cinco menores de edad en el oriente de la ciudad va por buen camino e instó a los responsables a entregarse.

Sin embargo, aseguró que los detalles de las pesquisas se mantendrán bajo reserva, «pero debo decirle a la opinión pública que la reserva va por muy buena ruta», anotó este jueves, tras la conclusión de un nuevo Consejo de Seguridad, reunión de que se hará de manera permanente hasta dar con los autores del crimen.

«Yo le quisiera decir a esos asesinos que se deberían estar entregando, que ya tenemos mucha información», puntualizó.

Según Ospina, las familias de las víctimas no refieren amenazas en su contra antes ni después de los asesinatos.

«Necesitamos que sean conscientes (los asesinos) de que les vamos a dar captura», señaló.

Durante Consejo Permanente de Seguridad encabezado por la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, y el Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, se anunció la instalación de una mesa conjunta entre el Gobierno nacional, departamental y local para brindar apoyo social a familias y comunidad afectada por la masacre de cinco menores de edad en el oriente de Cali.

En la reunión, en la que participó el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, Policía, Ejército, Personería de Cali, Procuraduría, Defensoría del Pueblo y autoridades locales, la Gobernadora reiteró su voz de condolencia a las familias afectadas y el compromiso de su administración para trabajar por el esclarecimiento del crimen.

El Alcalde no descarta militarizar la ciudad debido a los últimos hechos de violencia acaecidos en Cali.

Honras fúnebres

Entre tanto, Ospina confirmó que los cuerpos de los cinco jóvenes fueron entregados a sus familias y que el funeral se adelantará en la cancha del barrio Llano Verde. Los entierros serán este viernes.

«El funeral se adelanta con normas de bioseguridad. Tendrá la presencia de las autoridades. Iré a acompañar a las familias», expuso.

Recompensa

Las autoridades del departamento ofrecen una recompensa de hasta $200 millones por información que permita esclarecer los hechos.

Los menores fueron encontrados muertos en la noche de este martes, con heridas provocadas por arma de fuego y cortopunzante, en un cañaduzal cercano al barrio Llano Verde, oriente de Cali.

Las víctimas eran amigos y tenían edades que iban de los 14 a los 16 años.

Ospina afirmó que el enfoque de la investigación será diferente por sus connotaciones. «Se trata de niños, de comunidades víctimas del conflicto y que deben ser evaluadas en un rigor étnico».