Rusia asegura tener  la Primera vacuna  contra  el Covid-19

El fármaco, que ha recibido el nombre de ‘Sputnik V’, será suministrado inicialmente a voluntarios, según el ministro de Salud ruso.

Rusia desarrolló la “primera” vacuna contra el nuevo coronavirus, que otorga una “inmunidad duradera”, aseguró este martes el presidente ruso, Vladimir Putin, durante una videoconferencia con miembros del gobierno.

“Esta mañana, por primera vez en el mundo, se ha registrado una vacuna contra el nuevo coronavirus (…) Sé que es bastante eficaz, que otorga una inmunidad duradera”, dijo Putin.

Putin afirmó incluso que una de sus hijas fue inoculada con la vacuna que Rusia dice haber desarrollado contra el coronavirus.

“Una de mis hijas se aplicó esta vacuna. Creo que participó en los experimentos”, dijo Putin, según la agencia Interfax, unos minutos después de haber anunciado la homologación de la “primera” vacuna contra la covid-19.

Por su parte el ministro de Salud, Mikhail Murashko, afirmó que los ensayos demostraron una alta eficacia y seguridad del medicamento. “Todos los voluntarios desarrollaron títulos altos de anticuerpos contra covid-19. Al mismo tiempo, ninguno de ellos tuvo complicaciones graves de inmunización”, informó la agencia Interfax.

La producción industrial de la vacuna, de la cual 20 países han encargado ya 1.000 millones de dosis, comenzará en septiembre, según el presidente del fondo soberano implicado en su creación, Kirill Dmitriev.

“Más de 1.000 millones de dosis” fueron encargas por 20 países extranjeros,entre los que se  encuentra  Venezuela  en Latinoamerica afirmó Kirill Dmitriev, precisando que la fase 3 de los ensayos comenzará el miércoles. El fondo soberano indicó que el inicio de la producción industrial está previsto para septiembre.

La vacuna, bautizada “Sputnik V”, en homenaje al satélite soviético, será distribuida el 1 de enero de 2021, según el registro nacional de medicamentos del Ministerio de Salud, consultado por las agencias de prensa rusas.

En las semanas anteriores a este anuncio, científicos extranjeros manifestaron su preocupación por la rapidez de la creación de una vacuna de este tipo, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó al respeto de las “líneas directrices y directivas claras” en materia de desarrollo de este producto.