Policía dialoga con jóvenes inmersos y vulnerables al fenómeno del Pandillismo en Puerto Tejada

El  Grupo de Prevención  y Educación  Ciudadana , continúa  en  la  tarea institucional de  adelantar una  campaña contra  el  homicidio estrechando el  diálogo con jóvenes inmersos en el fenómeno del  Pandillismo  a  fin de  tener  un acercamiento y ofrecer recomendaciones para que tomen conciencia y dejen  a  un lado las  absurdas  confrontaciones.

En esta  actividad de vecindad con  la  comunidad igualmente se solicita «no caer ni dejarse  tentar  en  actos delictivos que  afectan la  convivencia y seguridad ciudadana» en esta  población Nortecaucana.

En este diálogo se  ha podido  cumplir dos  funciones  explícitas que  permiten  de  un lado una oportunidad  de prevenir e   invalidar el sistema de violencia en los  distintos  barrios y sectores   urbanos, lo cual  hacen  suponer  la  urgente  necesidad  de  implementar  la aplicación de políticas públicas de inclusión, trabajo decente y  oportunidades  dignas, talleres de inculcación de proyectos  de  emprendimiento con un enfoque notorio de mantener una paz y convivencia que  la  ciudadanía de  Puerto Tejada  viene  exigiendo  hace  muchos  años.

Y de  otra  parte de  acuerdo  al  Intendente  Alexander Segura Hurtado del  Grupo  de   Prevención  y Educación Ciudadana  de  la  Estación de  Policía de  Puerto Tejada “Nos conlleva  a entender que debemos seguir  trabajando como lo hemos hecho en programas  como jóvenes a  lo Bien, con actividades  e  intervenciones   integrales  de  fondo, dirigidas a  la mitigación de la conflictividad y violencia que incluya más  adelante  cuando se  supere  la  emergencia  de  salud  que estamos  viviendo,  jornadas  deportivas, culturales  y educativas, con oportunidades  de trabajo y ocupación, así  como la atención psicosocial a jóvenes pertenecientes a estas  pandillas”.

Lo que pretende la  Policía Nacional  por ahora  queda  muy claro. Hay que tratar  que las pandillas no  sirvan entonces a otros actores ilegales más fuertes o bandas criminales organizadas y reducir los enfrentamientos entre grupos rivales con armas de corte muchas  veces artesanales  que dejan víctimas  inocentes por  las  conocidas  “balas perdidas”.

Como grupo social, los jóvenes de  Puerto Tejada están forzosamente vinculados a su entorno, al ambiente económico, social, político y cultural presente, lo que conlleva a fortalecer estos  acercamientos para distensionar  y reducir los índices delincuenciales y homicidios, como primera preocupación de la propia  ciudadanía.