Los  Balanta fue la primera  familia que se  autoreconoció  como etnia  tribal

El sábado 20 de mayo  de  2017, la familia Balanta, de Cartagena, hizo una ceremonia de autoreconocimiento como etnia tribal.

De  la  mano del  fallecido  periodista y activista afro, Gustavo Balanta Castillo, esta  fue la primera vez que en Colombia una familia se autoreconoció como etnia tribal, a pesar de que algunas aún conservan los apellidos traídos por los africanos esclavizados en el siglo XV.

El acto, que comenzó en el Muelle de los Pegasos, consistió en un recorrido por los sitios de Cartagena que enmarcaron el secuestro, la llegada y el desenvolvimiento de los africanos en la capital de Bolívar y en el Valle del Cauca.

Los Balanta son originarios del sur de Senegal y de Guinea Bisao, de acuerdo con las investigaciones de Gustavo Balanta, quien indicó que el autoreconocimiento de su familia marca un hito importante precisamente en el Decenio de la Afrodescendencia  declarado por las Naciones Unidas; y en el mes de la Herencia Africana.

Durante la distribución de los africanos en América Latina, los Balanta fueron enviados al pacífico colombiano, específicamente a Santander de Quilichao, Timbiquí y Guachené, entre otras poblaciones del Valle del Cauca.

Posteriormente, Salvador Balanta Gómez, el abuelo de los Balanta cartageneros, arribó a la Ciudad Heroica, donde nació toda su descendencia, donde algunos de sus integrantes se han autoreconocido de manera individual, pero ahora lo harán de manera colectiva, como también se está gestando en las poblaciones del Pacífico.

Esto último, aprovechando que la Corte Constitucional ha venido emitiendo una serie de sentencias que promueven el autoreconocimiento como un aporte para preservar las culturas primigenias.

Antes de este anuncio, en Colombia se habían dado reconocimientos étnicos, pero a nivel territorial, como en el caso del Palenque San Basilio (Bolívar) y los Consejos Comunitarios en las diferentes zonas afros de Colombia.

 

En la Sentencia T485/15, la Corte Constitucional estableció los requisitos para el autoreconocimiento, lo que implica, en el momento histórico que vive Colombia, que quienes busquen autoreconocerse colectivamente están trabajando  para conseguir la afroreparación y la aceptación de las autoridades en cuanto a que esas etnias han sido objeto de discriminación permanente a nivel histórico.

Las comunidades étnicas son titulares de derechos fundamentales específicos, que deben ser especialmente protegidos en razón de considerarse como sujetos de especial protección constitucional. Esta comprobación ha llevado a la Corte Constitucional  a definir un grupo de derechos de las comunidades diferenciadas, todos ellos relacionados con la preservación de su diversidad étnica y cultural, así como los demás derechos fundamentales que se adscriben a sus miembros.

En la madrugada del sábado  9 de febrero  de  2019  falleció el escritor y periodista Gustavo Balanta Castillo, luego de que se agudizaran sus fallas cardiacas y su salud se deteriorara vertiginosamente.

Gustavo Balanta alcanzó a presentar a final de 2018 su poemario “Desde lo negro llegan estos cantos”, en el que exaltó sus orígenes africanos y el espíritu de los afrodescendientes en América.

Balanta Castillo, era un líder social, un aguerrido defensor de los derechos humanos y un dinámico guardián de las comunidades afros en Cartagena, también  fue candidato  a  la alcaldía de  la Heroica.

Su partida enlutó el periodismo y las letras de Cartagena y el país.

 

Fotos: Rubén Darío Alvarez

Redacciòn