54 Rumbas  y celebraciones privadas intervienen en el último puente festivo en Puerto Tejada

 

Las  autoridades  de  policía  en  operativos  conjuntos  con el  ejército  debieron intervenir 54 fiestas y reuniones en los distintos  barrios  de  Puerto Tejada  en donde  se estaba  consumiendo bebidas  embriagantes en las  afueras  de las  viviendas o en su interior violando  abiertamente  las restricciones  contempladas  en el Aislamiento  Preventivo  Obligatorio debido a la expansión del  Covid-19.

En plena escalada de la pandemia del coronavirus, que deja de  momento en Puerto Tejada   77  contagiados y 2  muertos, las fiestas  y la  indisciplina  social de  algunos  ciudadanos  se han convertido en el talón de Aquiles en la lucha contra la Covid-19.

Aunque la cuarentena busca que las personas se queden en casa y eviten el contacto social y las aglomeraciones —como mecanismos de cuidado ante el riesgo de contagio con Covid-19—, hay ciudadanos que en esta población siguen campantemente  desatendiendo todas estas medidas, lo que  obligó  a  la fuerza  pública  reconvenir  y aplicar  las  sanciones pertinentes contempladas  en el Código Nacional de  Policía  y  los  decretos  de  emergencia.

En las  viviendas  intervenidas  se  registraban  actividades y fiestas clandestinas en las que no solo no se guarda una distancia prudente entre las personas, sino que, además, hay consumo de licor y  no se observaban el  uso  obligatorio del  tapabocas, así como el estridente  ruido de los  equipos de  sonido que  alteraban  la  tranquilidad  de los vecinos.

Ante los hechos de total desatención de las recomendaciones de La Ley  Seca  y  Toque  de  Queda, el  Mayor Óscar Chávez, comandante  de  la  Estación de  Policía  de  Puerto Tejada, hizo un nuevo llamado para que las personas se abstengan de participar en ese tipo de actividades que ponen en peligro la  salubridad de toda  la  población  y  sus  propias  familias.

“La Policía Nacional apela a la conciencia ciudadana, al deber cívico que debemos tener; una fiesta clandestina, una fiesta ilegal, una reunión con bebidas embriagantes en estos  tiempos  de  pandemia y prohibición es un total acto de irresponsabilidad”, dijo el uniformado.

Redacciòn