Intervenidas 45 rumbas en Puerto Tejada el segundo Puente Festivo de Junio

En  Puerto Tejada las  autoridades  reportaron la  supensión de 45 rumbas  y  reuniones  con motivo de  la Fiesta  del Padre al tiempo  que  se reportó  el  intento de  asonada en el barrio Carlos Alberto Guzmán  en donde  se  debió intervenir con un mayor número de  efectivos disponibles  y  resultando  afectada una de  las  patrullas que  actuaron drásticamente  para  suspender las  celebraciones  en  público.

En Santander de Quilichao  la  policía  debió  igualmente  intervenir  este tipo de celebraciones resultando lesionado un uniformado y daño en una patrulla policial.

En  cumplimiento a la  restricción de  movilidad y la prohibición de  reuniones  colectivas  las  autoridades  policiales  en  Puerto Tejada hicieron un nuevo llamado a la consciencia colectiva, autocuidado, el uso de medidas de bioseguridad y distanciamiento social a  fin de  evitar  la  propagación del  Coronavirus  que  en  esta  población  registra  a  la  fecha un total de 63  casos  positivos de  contagio.

 

“Donde tengamos que aplicar medidas drásticas, lo haremos siempre en función de contener el crecimiento exponencial de esta pandemia”, enfatizó el jefe de Estado, tras advertir que la  falta de disciplina social en Colombia amenaza con causar estragos en materia de contagios de COVID-19 en los próximos días.

Sumado a las aglomeraciones del día sin IVA, este puente del Sagrado Corazón o del día del padre la Policía Nacional debió intervenir en miles de fiestas clandestinas a lo largo y ancho del país.

En total, de acuerdo con el general Jorge Luis Vargas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, más de 2.200 celebraciones fueron desmanteladas durante este puente festivo del Sagrado Corazón o Día del Padre.

El director de Seguridad Ciudadana de la Policía destacó, no obstante, que este puente festivo fue menos violento en comparación con el mismo lapso del año pasado.

“En zona privada y espacio abierto al públicos tenemos un total de 2.280 reuniones que la Policía tuvo que intervenir ante el llamado de la comunidad en todo el país», indicó el general Vargas.

«En total 1.773 fueron en casas o apartamentos, es decir en la zona personal de residencia. 296 fueron en tiendas de barrios, ya había aglomeración. 44 fiestas en bares o discotecas, que deben estar cerrados de acuerdo con la reglamentación expedida por el Gobierno nacional y 22 en casas de lenocinio», detalló el oficial.

En  la  capital  del  Valle  la Policía Metropolitana de Cali informó que durante el último puente festivo de junio hubo cientos de fiestas, o rumbas, en las que tuvieron que intervenir las autoridades por el incumplimiento de la medida de aislamiento obligatorio decretada por el Gobierno Nacional.

Las autoridades confirmaron que durante el puente festivo se intervinieron más de 220 fiestas y más de 2000 llamados por alteración a la tranquilidad en toda la ciudad.

A pesar del Toque de queda y Ley seca implementados en este segundo puente festivo y Día del Padre, las autoridades intervinieron en una celebración con más de 500 personas en la ‘Colonia Nariñense’ de Cali y entre otras 100 reuniones alrededor de la ciudad, en el que en algunas hallaron personas consumiendo licor en los espacios públicos.

Así lo afirmó el subsecretario de Seguridad y Justicia, Guillermo Londoño, en el que “se han tenido que intervenir con comparendos y llamados de atención”.

Municipios que batieron récord en la  celebración  desbordada con fiestas y consumo de licor  en el segundo puente  festivo del mes  de  junio fueron: Cartagena,Malambo,Quibdó,Tumaco,Condoto, Cali,Bogotá , Santander de  Quilichao y Puerto Tejada.