El Cumpleaños  de  un  amigo del  Alma

Es el cumpleaños de un gran hombre, quien ha despertado en mí  y muchos de sus  familiares, allegados  y  amigos de  siempre, un gran cariño y admiración.

Es tu cumpleaños, amigo mío, doctor Juan Carlos Ramos Domínguez y solo pido a Dios que pases un día maravilloso, y que todos tus deseos se hagan realidad.

En este día tan especial quiero dar  igualmente  gracias a Dios todo poderoso por permitir celebrar el cumpleaños de mi Amigo, maestro, consejero y a quien durante gran parte de mi vida he visto como un padre putativo que me ha brindado todo su afecto, cariño, apoyo, aprecio y respeto para que siempre avance con sabiduría y fortaleza en los caminos de mi vida.

No tengo sino  palabras  de  agradecimiento eterno para con el Juan Carlos Ramos Domínguez por ser parte de esa luz que me ha mostrado y guiado por el camino del éxito, de la grandeza y me ha enseñado a ser un ser humano lleno de humildad de valores y principios donde he entendido que el ser humano es más importante que cualquier otra cosa material en nuestra vida.

He escrito estas letras con todo el sentimiento que despierta desde lo más profundo de mi corazón en gratitud, admiración y lealtad que para con contigo y todo su familia que es mi familia, pues se lo merecen.

Querido amigo, quiero que sepas lo feliz  que me siento al  recordar  y compartir que hoy cumples un año más. Espero que la vida te permita seguir sumando años a tu calendario y que yo tenga la dicha de estar a tu lado para compartir contigo, tu apreciada familia y  amistades momentos extraordinarios, pues te considero un amigo de  verdad en las  buenas  y en las  malas.

Hoy  me doy más que nunca cuenta  que un amigo es un tesoro, y yo he encontrado el más valioso de todos, pues tengo la suerte de llamarte “amigo del alma”.

Que Dios bendiga nuestra amistad y nos permita compartir más momentos especiales juntos a  nuestros  seres  queridos y  amistades. Que hoy sea un día estupendo y que cada segundo encuentres una nueva razón para sonreír.

¡Feliz Cumpleaños! Bendiciones.

Por: Ricardo  Escobar