La Pandemia en Puerto Tejada, desde la  óptica  de  la  salud  publica

Por: Daniel Amilcar Terranova Romero 

Esp Admón. en salud y Estudios Mg en Epidemiologia

 

Puerto Tejada a nivel poblacional es el Segundo municipio del norte del Cauca con una población aproximada de 41.793 habitantes, aunque por sisben son más,  con unos marcados problemas sociales derivados de la inseguridad, el desempleo y a un gran fenómeno migratorio de personas originarias de la costa pacífica que se asentaron en el municipio, dando lugar a sectores marginales de gran hacinamiento.

Las fincas tradicionales que en el pasado fueron polo de desarrollo por la gran producción de Plátano y cacao, soya y millo, fueron reemplazadas en su mayoría por el cultivo de caña, en la actualidad la oferta hospitalaria pública es insuficiente para el gran número de pobladores.

El actual  alcalde elegido con el aval del Partido verde,  igual que todos los mandatarios del país el Covid 19 los cogió empezando su mandato, sin un plan de Desarrollo aprobado y con muchas proyecciones y sueños de sacar a su municipio adelante.

 Un alto porcentaje de la población se desplaza diariamente a la ciudad de Cali donde laboran muchas de ellas en clínicas y hospitales de la capital vallecaucana ,el municipio no ha sido ajeno al tránsito permanente de personas de nacionalidad venezolana que iban hacia el sur de país o que regresaban de allá,  es transito obligado también por las personas que utilizan el aeropuerto de Palmaseca vía candelaria ,tal vez todas estas circunstancias de movilidad y su cercanía a Cali ,menos de 20 minutos, hicieron que Puerto Tejada se convertirá en un municipio de alto riesgo para la proliferación del Covid 19 .

Hoy las estadísticas  lo demuestran, es el municipio del Norte del Cauca con más casos positivos 18,sumado a esto la cultura rumbera , la falta de disciplina social  para cumplir con las directrices de aislamiento preventivo y las medidas de bioseguridad ciudadana, como el uso de tapabocas y el distanciamiento social  los cuales han contribuido a la expansión del virus entre sus pobladores con una alta tasa de contagio  que representa una tasa de Morbilidad (enfermedad)  del 0.43 por cada 1000 habitantes y el 20% de todos los casos en el Departamento .

Fuente: INS

Resulta importante endurecer las medidas de aislamiento preventivo, exigir el uso adecuado y de forma correcta  del  tapabocas, que las personas interactúen a un metro de distancia, de igual forma fortalecer la vigilancia epidemiológica entre personas positivas y sus contactos más cercanos para lograr contener la propagación del virus y realizar un buen cerco epidemiológico.

Especialmente en los sectores donde se han presentado los casos con entrevistas telefónicas permanentes o presenciales para hacer seguimiento a las personas en aislamiento por ser positivos y la  toma de muestras de laboratorio  a sus contactos.

La intervención epidemiológica rigurosa  va ser fundamental ,para evitar el crecimiento desproporcionado de casos ,teniendo en cuenta el poco número de camas en el municipio, y  la región y la ausencia de Unidades de Cuidados Intensivos en el Norte del Cauca ,con el agravante de la ocupación de camas UCI en Cali ,que está en alerta naranja.

 

Se debe entonces  hacer intervención  estricta en  los sitios de mayor riesgo  de aglomeraciones como son la galería, los bancos  y sus cajeros automáticos, los sitios donde pagan subsidios a adultos mayores, los carros de transporte público y disminuir el número de personas en la calle sin necesidad.

Las  autoridades deben ir avanzando en ayudas sociales y crear estrategias comunitarias apoyo, educación, prevención de la enfermedad con un modelo  de vigilancia epidemiológica comunitaria, de emprendimiento y seguridad alimentaria, para evitar en unos meses el desbordamiento de exigencias sociales acompañadas de disturbios callejeros y asonadas, organizar un área de expansión hospitalaria y un albergue para aislar los enfermos que vayan apareciendo.

Foto: Nelson Molina