Continúan  amenazas contra líderes sociales en el Norte  del  Cauca

La Defensoría del Pueblo en Colombia denunció  las amenazas que reciben «defensores de derechos humanos (DD.HH.), periodistas, políticos y funcionarios públicos dedicados a defensa de los DD.HH. y de las víctimas», por parte de «fuerzas criminales» en medio de la pandemia del coronavirus.

A  este  llamado se  han  sumado las  distintas  organizaciones  de  derechos  humanos, sindicales y  comunitarias  en el Norte  del cauca quienes  ven  con suprema  preocupación este  tipo de  intimidaciones ,las  cuales se  suman a la creciente  oleada de  crímenes   que  sacude  todo el territorio  del departamento.

La  más  reciente  alerta  se  da  tras  las  amenazas  contra  el ex concejal de  Caloto Gerardo Barona Avirama, integrante de Marcha Patriótica y otras organizaciones sociales, informó que recibió un mensaje de grupos paramilitares.

En el corregimiento de El Palo, municipio de Caloto, al norte del departamento del Cauca, el líder social y defensor de derechos, Gerardo Barona Avirama, denunció amenazas de muerte en su contra por parte de supuestos grupos paramilitares que  siguen  operando en esta  región.

“Son agresiones y amenazas del grupo paramilitar Capital. Me llegó un mensaje en el que me amenazan y me dicen que me van a visitar en mi casa. Ni en la cuarentena, dejan de asesinar a los líderes en Cauca”, sostuvo.

Por otra parte, aseguró que, a pesar de la situación que se viene registrando contra los defensores de derechos humanos, las autoridades se quedan calladas, por lo que elevó su voz de protesta por las intimidaciones, que se han recrudecido en el norte del Cauca.

“Hay asesinatos e incursiones contra líderes, y las autoridades no han investigado. Nos han amenazado por mensajes de texto, redes sociales, WhatsApp y Facebook, pero las autoridades no dan respuestas claras”.

El dirigente es integrante del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, Pupsoc; la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro; el movimiento político y social Marcha Patriótica, las zonas de reserva campesina y las comunidades LGBTI, ha sido  concejal  de  este  municipio Nortecaucano.

Organizaciones defensoras de derechos humanos hicieron un llamado a las autoridades para proteger al líder social, y evitar acciones en su contra.

Redacciòn