Alias “Contador” capturado era el más grande  Capo del Narcotráfico en Colombia

José Albeiro Arrigui, alias Contador, fue capturado en Caquetá en la mañana de este viernes. El hombre era quien lideraba la estructura ‘Los Contadores’ y se convirtió en la competencia criminal del grupo ilegal denominado ‘Oliver Sinisterra’, que estuvo comandado por el extinto alias Guacho.

El operativo que terminó en la captura del  considerado máximo líder  y capo criminal de Tumaco, (Nariño) se registró de manera conjunta entre la Armada, el Ejército, la Policía y la Fiscalía y es  el golpe  más  contundente de las Fuerzas  armadas al  narcotráfico, pues Arrigui controlaba toda la producción de  coca que se  exporta  al  cartel  de  Sinaloa desde  el suroccidente  colombiano.

Las autoridades le seguían la pista a ‘Contador’ desde inicios de enero de 2019 cuando empezó a coger fuerza en el mundo del crimen, luego que ‘Guacho’ cayó abatido en un operativo de la policía.

Desde ese entonces, las autoridades se fijaron como objetivo principal, considerado como  el máximo capo del  narcotráfico  a ‘Contador’ por lo que el pasado 8 de enero el general Óscar Atehortúa, director de la Policía, divulgó el nuevo cartel con las fotografías de los más buscados, entre los cuales se encuentra el hoy capturado.

De acuerdo con las autoridades, la recompensa por ‘Contador’ subió a 500 millones de pesos, luego de que antes ofrecían hasta $82 millones.

De ‘Contador’ se sabe que lideraba la más  poderosa estructura dedicada al narcotráfico. De acuerdo con información de inteligencia, el hombre es una persona netamente financiera y quien hasta el año pasado estaba ganando la partida en el negocio de la droga en esa región propensa a tener una alta actividad criminal.

De ‘Contador’ también se supo  de  acuerdo  a  las  autoridades policiales que tenía en sus filas a alias Mario Lata, ‘Alirio’, ‘Marihuano’ y ‘Danilo’, quienes fueron sus hombres de confianza.

Su actuar delictivo lo tuvo concentrado en el río Mira, El Rosario y Llorente, mismos espacios que ocupó y dominó ‘Guacho’ a sus anchas antes de su muerte.

De acuerdo con las autoridades, ‘Contador’ es un “narco que se armó para confrontar” al abatido Walter Arizala y esto no le fue difícil. El que fue financiero de la columna móvil ‘Daniel Aldana’ y que parecía un temerario e incapaz narcotraficante resultó darle vida a ‘Contador’.

En el bajo mundo de la mafia  lo conocen como un  verdadero  astuto “estratega” que sacó provecho del surgimiento de ‘Guacho’, no solo para pactar una alianza que le permitió apoderarse del control de la producción de la coca, sino también continuar en la clandestinidad al margen de los carteles de los más buscados.

El más poderoso narcotraficante  de  Colombia  alias ‘Contador’, que solía moverse entre los corregimientos de Vaquerio, Sabaleta, Llorente y Caunapi, es el presunto responsable de desplazamiento forzado a las comunidades indígenas Awá y es señalado de tener nexos directos con los carteles mexicanos Sinaloa y Jalisco.

 

En su momento, el general Ricardo Alarcón, entonces comandante especial de la Policía de Tumaco, señaló que había preocupación por la presencia de grupos disidentes en la región, específicamente en zona rural, como lo es el municipio de Llorente, el cual resulta ser el más complicado debido a los enfrentamientos que sostienen hombres de ‘Los Contadores’ contra los de la ‘Oliver Sinisterra’.

‘Contador’ se apropió de las rentas del negocio de la droga y de los guerrilleros que hacían parte de las filas de la ‘Oliver Sinisterra’.

Un cabecilla de sección, que tiene a su cargo al menos 20 o 30 hombres armados, puede tener un pago que oscila entre $2.000.000 y $2.500.000; mientras que un guerrillero raso recibe por su actuar delictivo entre $1.200.000 y $1.500.000, según revela el informe, lo cual estaría siendo aprovechado por ‘Los Contadores’ para reclutar con mejor sueldo a los disidentes de las Farc.

 

Es por esto que la ‘Oliver Sinisterra’ en 2019 no contaba con más de 80 o 90 hombres en armas, según el informe de inteligencia, mientras que las filas rivales tendrían unos 120 hombres armados, entre los que se cuentan reconocidos y expertos explosivistas que estaban al servicio del abatido ‘Guacho’.

 

Mientras ‘Los Contadores’ dominaban el mundo del narcotráfico con sus nuevos milicianos, alias el ‘Gringo’ no recibió más que regaños por parte de ‘Gentil Duarte’, el exjefe guerrillero que no se acogió al proceso de paz y que continuó con su actuar delictivo en Meta y Guaviare, según revela un informe policial .

 

 

Redacciòn