Francisco Cabal un Chef de Puerto Tejada, listo a  conquistar el mundo de la culinaria

La industria culinaria pertenece a un mundo que lleva un ritmo rápido y da la bienvenida a profesionales que tengan las habilidades, sean apasionados por este mundo y sean innovadores en sus creaciones.

Francisco Antonio Cabal  Bedoya es un conocido “Motoratón” que  tras graduarse de Técnico Laboral en Chef por competencias en Comfandi  de   San Nicolás  en Cali, está listo para  conquistar el exigente  mundo  de  la  culinaria.

Apasionado por la comida y la cocina, Cabal Bedoya, tienen  una manera genuina disfrutar todo el proceso de abastecer, preparar, cocinar y servir comida y deben también ser capaz de diseñar menús y  especialmente comida Criolla  Colombiana de alta calidad,a la que se le da  un toque  de  elegancia y queda totalmente  internacional, lista par  servir en cualquier cotizado  restaurante de  las  grandes  orbes.

La Creatividad es  la cualidad  con la que más pretende complacer  sus  potenciales clientes cuando monte  su propio  restaurante  o sea  contratado para  este  menester  que lo invita  a  demostrar como  alumno  destacado  que  recibió  reconocimientos  de  sus  maestros de cocina  por  los  platos a  los  que le  puso todo el  sabor exquisito.

“Nuestra cocina  Colombiana es múltiple, original, versátil, artesanal y también refinada, capaz de saciar todo rango de paladar, capaz de enamorar a cualquier comensal. Cada región cuenta con sus propios ingredientes, especialidades y características, sin embargo, todas encarnan algo de esa herencia indígena, española y africana que las hace aún más exquisitas” sostiene Cabal al recalcar  que a culinaria de nuestro país es fiel reflejo de la diversidad con la que contamos: étnica,  cultural, natural y geográfica. Diversidad que hace imposible que hablemos de una sola cocina, diversidad que satisface todos los gustos, diversidad que encanta.

La transformación en las prácticas culinarias y hábitos alimentarios en Colombia es un hecho en proceso de consolidación.

«Por eso, es nuestro deber pensar en qué consiste la cocina colombiana, qué valores debería promover y hasta qué medida en esta preciosa oportunidad se están o no alineando en Colombia esfuerzos para generar un sentido de pertenencia y de solidaridad, de sentimientos de arraigo y de tenencia, y la construcción de redes sociales y de proyectos emocionantes y visionarios de región como la  Nortecaucana  y de país» señala Francisco Antonio Cabal. 

Redacciòn