A  “Popeye” el jefe  de  sicarios de Escobar lo mató un cáncer  de  estómago

Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, falleció en la madrugada de este jueves producto de un cáncer de estómago. Velásquez se encontraba en el Instituto Nacional Cancerológico, en Bogotá.

Popeye pagó una pena de 20 años de prisión y en agosto de 2014 recuperó su libertad. En mayo de 2018 fue recapturado mientras estaba en una fiesta en Guatapé con Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, señalado de ser líder de la “Oficina”’ y jefe de la banda Los Chatas.

Desde entonces estuvo recluido en Valledupar, y a finales de 2019, tras conocerse la gravedad de su enfermedad, fue trasladado a Bogotá para recibir cuidados paliativos. Incluso, en noviembre pidieron su libertad por problemas de salud.

Popeye fue el jefe de sicarios del fallecido narcotraficante Pablo Escobar y lideró las acciones delictivas del Cartel de Medellín. Estuvo en la cárcel por esas conductas, terminó su pena y con el tiempo las autoridades encontraron que seguía delinquiendo.

Dos hechos volvieron a dejar su nombre en los expedientes de las autoridades: las amenazas al excandidato presidencial Gustavo Petro y las extorsiones que habría cobrado tras salir de la cárcel en 2014.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) confirmó que desde el 31 de diciembre se encontraba hospitalizado. Estaba acusado de los delitos de concierto para delinquir y extorsión.

Redacciòn