El «Pollo» López invitó a Duque almorzar «sancocho de Cola» en Mesa Larga de la Galería Bolívar

Durante su recorrido, el Mandatario fue abordado por la multitud que, emocionada, le pedía autógrafos y la posibilidad de tomarse fotos con sus celulares, al grito de: “¡Viva Duque, lo queremos!”.

El Presidente Iván Duque rompió el protocolo previsto para su visita de este viernes en Popayán y visitó la plaza de mercado del barrio Bolívar, donde almorzó en el tradicional sitio conocido como Mesa Larga.

El Presidente Iván Duque rompió el protocolo previsto para su visita de este viernes a Popayán y visitó la plaza de mercado del barrio Bolívar, donde almorzó en el tradicional sitio conocido como Mesa Larga.

Previamente, el Jefe de Estado encabezó la ceremonia de entrega de la bandera de guerra al Comando Específico del Cauca, la Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra) número 4 y la Brigada Liviana de Caballería, acto que se cumplió en las instalaciones de la Vigésima Novena Brigada del Ejército, con sede en Popayán.

Así mismo, participó en la adjudicación de subsidios de vivienda de interés social, del programa Mi Casa Ya, a 337 familias de la urbanización Bosques de las Garzas, de la capital del Cauca.

Posteriormente, en compañía   e invitado por  del Alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón; el Gobernador del Cauca, Elías Larrahondo Carabalí, y los integrantes de su equipo de trabajo, el Mandatario visitó la galería, donde saludó a empleados, compradores y comerciantes.

Popayán, plaza de mercado, barrio Bolívar, Mesa Larga, Iván Duque, Presidente Duque, Presidencia de la República, Presidencia de

Durante su recorrido, el Presidente fue abordado por la multitud que, emocionada, le pedía autógrafos y que les permitiera tomarse fotos con sus celulares, al grito de: “¡Viva Duque, lo queremos!”.

Los clientes aprovecharon las bancas para subirse y hacer filmaciones del Presidente, quien se encontró con un niño guambiano, al que le preguntó qué año cursaba. El pequeño respondió que estudiaba segundo de primaria, y esta vez fue el Mandatario quien le preguntó si quería una foto con él. A esto, el menor dijo que sí. Un visitante, que estaba al frente con un celular, les tomó la imagen.

Al terminar la visita, ya muchas personas sabían que el Mandatario estaba allí, por lo que su salida de la plaza se hizo casi imposible. El Presidente aprovechó, sin embargo, para abrazar, dialogar y compartir con los payaneses.

Redacciòn