A corte de 25 de Diciembre, 27 quemados en el Cauca, cinco en Puerto Tejada

Pese a  a los esfuerzos que se están haciendo desde el sector de la salud  y  las  autoridades  policiales para reducir el número de quemados con pólvora, el país amaneció hoy con 354 colombianos heridos por este flagelo, un 18 por ciento menos comparado con el 2018, periodo en el que se registraron 434.

No fue una Navidad feliz para las 48 personas que tuvieron que pasar la noche del pasado 24 de diciembre o la madrugada del 25 en algún centro asistencial del país. El motivo: quemaduras por explosiones pirotécnicas.

El periodo de vigilancia intensificada (primero de diciembre hasta la mitad de enero) que ejerce el INS también permite establecer que a estas alturas de diciembre algunas ciudades capitales y grandes departamentos se rajan en la lucha contra la pólvora.

De acuerdo con el reporte preliminar emitido por el Instituto Nacional de Salud (INS) en la mañana de ayer, el uso de pólvora en el país no da tregua, pues si bien el total de 354 lesionados que se han sumado en lo corrido de la temporada navideña, uno de ellos fallecido, representa una reducción del 17 % frente a los 373 que hubo el año anterior, en los departamentos y distritos de Amazonas, Antioquia, Bogotá, Cartagena, Córdoba, Santa Marta y Tolima el número de quemados subió.

Se incrementó también el número de adultos que resultaron lesionados mientras manipulaban pólvora estando bajo los efectos del alcohol: en 2018 se registraron 63 casos, mientras que en 2019 ocurrieron 69. Se han reportado además siete menores de edad heridos mientras estaban en compañía de un adulto bajo efectos del licor, un caso menos que el año pasado.

Las actividades que más han ocasionado quemaduras a las personas fueron manipular pólvora (67 % de los casos), observarla (21 %) y transportarla (3 %). De otro lado, entre los artefactos más peligrosos se ubicaron los totes (26 % de los casos), los voladores (13 %) y los volcanes (10 %), que causaron además de quemaduras, laceraciones, contusiones, amputaciones, daños oculares y auditivos.

A corte de 25 de Diciembre, el departamento del Cauca registraba 27 personas quemadas con pólvora, con el agravante que la mayoría son niños. El reporte que entregaron las autoridades en la región fue de 17 niños lesionados y 10 adultos.

Los datos se encuentran discriminados de la siguiente manera: Popayán con cuatro casos, todos con menores de edad; Piendamó, dos casos de adultos quemados, en Miranda un niño, en Corinto tres adultos, en Padilla dos niños y un adulto, en La Sierra un adulto, en Argelia dos menores de edad, en Cajibío un adulto, en Puerto Tejada cinco menores de edad, en Caldono un adulto, en Santander de Quilichao un menor, en Mercaderes un adulto y en Timbiquí dos niños.

El Secretario de Salud del departamento Héctor Andrés Gil Walteros afirmó que pese a esta cifra de quemados, las autoridades no bajan la guardia en su propósito de prevenir más accidentes, porque aún faltan las festividades de fin y comienzo de año.

 

Redacciòn