Afición Taurina rechaza secuestro del ganadero Juan Manuel Domínguez Ochoa

El  conocido ganadero  Vallecaucano Juan Manuel Domínguez Ochoa, fue secuestrado en la zona rural del municipio de Palmira, en el sur del Valle del Cauca.

El Gaula militar confirmó el secuestro del ganadero Juan Manuel Domínguez Ochoa, heredero de  una  de  las más prestigiosas  ganaderías de  casta  colombiana.

Según versiones preliminares, el hecho se registró en la finca de Domínguez,Fuente La Peña, ubicada en el corregimiento de Combia, a donde llegaron unos hombres armaron y lo raptaron.

En ese momento el ganadero lucía camisa verde militar tipo polo de manga larga, jeans, botas y gorra roja.

Sus familiares, que perdieron contacto con él desde las 2:00 de la tarde del martes, denunciaron su desaparición a las autoridades.

«Hasta el momento no se ha podido establecer quiénes son los autores materiales del hecho porque en ese sector no hay grupos residuales. Eso se conocerá en la investigación», afirmó una fuente del Gaula.

El secretario de Seguridad del Valle, Jesús Antonio García, afirmó que en la zona donde se presentó el secuestro hay bandas delincuenciales que de acuerdo a denuncias de los propietarios de fincas, por el corredor rural entre Palmira y Tuluá, son extorsionados telefónicamente, por lo que las autoridades han adelantado las investigaciones y las órdenes de captura de los responsables de este delito están en trámite.

La  afición  Taurina  de Cali  y el Valle  del  Cauca, así como ganaderos de la región rechazaron el  secuestro de  Domínguez Ochoa  y  exigieron su  pronto  regreso al seno de su familia.

En el municipio de Palmira, inmerso en el Valle del Cauca, pasta el toro de que desde 1956 cría la familia  del  ganadero Abraham Domínguez, su esposa Wallis junto a sus hijos. Reses de origen Samuel Flores que en las manos de esta familia ganadera han cobrado personalidad y distinción tanto en la plaza como en este singular paraje. Es el conocido como ‘Toro tropical‘.

El secuestro del ganadero Juan Manuel Domínguez Ochoa ocurrido en la tarde de este martes en predios de su finca ha conmocionado hondamente no solo a la afición taurina sino a todos los estamentos de la sociedad del Valle del Cauca donde su familia es bastante apreciada.

Justamente se recuerda ahora mismo los días de dolor e incertidumbre que se pasó hace 35 años – agosto de 1984- cuando también fue secuestrado su padre, ya fallecido, Abraham Domínguez Vázquez, fundador de la dehesa Fuentelapeña.

Redacciòn