Diego Molano ,coordinará Conversación Nacional del Gobierno Duque que inició con Gobernadores y alcaldes  electos

Este domingo, el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, inició el Diálogo Social con los alcaldes electos del país, en una reunión en la Casa de Nariño. El Mandatario planteó a los gobernantes locales y seccionales  trabajar en equipo por el bien del país.

La “conversación nacional”,  ha  sido la respuesta inmediata del gobierno del presidente Iván Duque al Paro que dio inicio el pasado 21 de noviembre, y   se dieron  a  conocer las que serían sus primeras bases y cuyas  conclusiones ,se  conocerían en Marzo del  2020.

El director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Diego Andrés  Molano Aponte, reveló durante la  reunión en la Casa de Nariño con 24 alcaldes electos –entre ellos varios que respaldaron el Paro como el de Medellín, Daniel Quintero, y la de Bogotá, Claudia López– los cinco puntos que guiarán esa conversación.

Estos son, en palabras del vocero del gobierno: crecimiento con equidad, lucha contra la corrupción, educación, paz con legalidad, y medio ambiente. Según explicó el funcionario, las conversaciones iniciarán a partir del próximo martes e irán hasta el 15 de marzo.

Los diálogos se darán, de acuerdo con el Ejecutivo, a través de una herramienta tecnológica que permita “organizar, compilar y sistematizar los aportes de los ciudadanos” sostuvo  Molano  Aponte.

De acuerdo con el gobierno, cada uno de los puntos de negociación contará con mediadores afines al área. Los dos primeros, que empezarán el martes, tendrán como mediadores a el exdirector de Portafolio Ricardo Ávila y al economista Beethoven Herrera para el punto de equidad. Nicolás Uribe, panelista de Blu Radio, para corrupción.

Un día después, comenzará la conversación sobre educación, moderada por el exrector de la Universidad Nacional Moisés Wasserman y Juan Luis Mejía, rector de la Universidad Eafit.

El primer paso en esta hoja de ruta tras las  protestas ciudadanas en las  calles implicó la convocatoria  del Presidente Iván  Duque Márquez de los gobernantes locales y regionales que  asumen  a partir del próximo 1 de enero, ya  que estos serán los interlocutores  directos del gobierno en los departamentos y municipios del país.

La cumbre se dio al mismo tiempo que continuaban por cuarto día consecutivo las movilizaciones. Estas tuvieron como motivo común el ataque que sufrió en la tarde del sábado el joven Dilan Cruz, de 17 años, quien permanece en coma inducido luego de ser golpeado en la cabeza por una granada aturdidora lanzada por un miembro del Escuadrón Antidisturbios (Esmad) de  la  Policía Nacional.

 

Las escenas de protesta pacífica en las calles, así como los choques entre algunos manifestantes y la Fuerza Pública, sucedieron al tiempo que, en la casa de gobierno, los alcaldes presentaban sus propuestas al presidente.

La más sorpresiva y audaz de las medidas propuestas para  interpretar  el  clamor nacional fue la del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien llegó a la reunión con la idea de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, como respuesta a problemáticas que a juicio de Quintero motivaron las movilizaciones: la falta de reformas en el Congreso y en la justicia, un modelo centralista y la inequidad en el campo.

Otros mandatarios locales, por su parte, llevaron iniciativas más puntuales. El exsenador de la Alianza Verde y alcalde electo de Cali, Jorge Iván Ospina, quien publicó un tuitwer  previo al encuentro en el que destacó dos propuestas: “Desmilitarización de la sociedad” y “ampliación de coberturas para la educación superior”.

Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá y una de las principales promotoras de la Consulta Anticorrupción que obtuvo 11,6 millones de votos en 2018, hizo énfasis en esa agenda en un mensaje previo a las conversaciones en la Casa de Nariño. La  exsenadora sostuvo «Los jóvenes y ciudadanos no están marchando por una Constituyente que resuelva entuertos de políticos y ramas del poder. Lo que puede unirnos es un pacto para cumplir las aspiraciones de nuestros jóvenes y la inclusión de la Colombia rural y profunda. La paz con la ciudadanía hay que conseguirla  pronto, por eso  no es prudente esperar hasta el miércoles para empezar ni esto aguanta conversando hasta Marzo 15 del 2020. La ciudadanía no abandonará la calle sino ve compromisos y resultados prontos» sostuvo la  mandataria  electa de  los  Bogotanos.

De acuerdo con algunos de los convocantes del Paro, sin embargo, hay malestar por el orden que ha seguido el Gobierno. Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, señaló que “a quien debió convocar inicialmente el gobierno es al comité del Paro, los mandatarios  electos  tan solo se  posicionarán el  1  de Enero”, el cual integra a movimientos sindicales, estudiantiles, indígenas, del sector agropecuario y de la Bancada Alternativa del Congreso, integrada entre otros por el Polo Democrático, el progresismo y Alianza Verde.

Ese parece ser, para los analistas, el debate que ocupará la actualidad del país en los próximos meses: encontrar entre el estallido social que significó el Paro las voces que traduzcan esas multitudes de gente y esas horas de cacerolazos en reclamos concretos hacia el gobierno. Es, finalmente, la oportunidad de lograr reemplazar la polarización por la unidad.

Para llevar a cabo esta Gran Conversación Nacional, se tendrán encuentros con los ciudadanos, con los diferentes sectores sociales, económicos y políticos y en las regiones.

Esta es una invitación que el Gobierno Nacional formula a todos: a los estudiantes, la academia, las Juntas de Acción Comunal, los indígenas, los campesinos, los afrocolombianos, los sindicatos, las iglesias, los líderes sociales, los trabajadores, los empresarios, los emprendedores y los sectores sociales del país. Todos los colombianos tendrán la oportunidad de tener voz en esta Conversación.

Se contará con una plataforma tecnológica que permitirá organizar, compilar y sistematizar los aportes de todos los ciudadanos, para que de esta manera esta sea una construcción colaborativa, eficiente y transparente.

Esta Conversación Nacional deberá arrojar como resultado la construcción de políticas a largo plazo, acciones de mejoramiento para acelerar los resultados de los programas gubernamentales nacionales y regionales, que den los lineamientos de una visión compartida de país.  Y crear una metodología que perdure, para desarrollar una conversación más constante entre las instituciones y la sociedad colombiana.

El ejercicio, que será coordinado por el Director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, Diego Molano, comenzó este domingo con los alcaldes y gobernadores  electos  de colombia.

Redacciòn