Candidata a la  Alcaldía Leydi  Viveros continúa sus oraciones y clamores por  Puerto Tejada

Como  parte  de  su  motivación y convencimiento espiritual  la  candidata  a  la  alcaldía  de Puerto Tejada  Leydi  Viviana  Viveros  Solarte  continúa  junto a  su equipo técnico con el concurso  de  varias  congregaciones  levantando  su  clamor a  Dios para pedir misericordia y conversión para  sus  habitantes.

El Barrio el  Triunfo  al  sur  de  esta  población  Nortecaucana  fue  el  escenario donde los  seguidores de la  aspirante  se  dieron  cita para realizar  esta  jornada nocturna  en la que se pidió  “por las  familias y hogares para  que sean  tocadas por Dios en su corazones  con nuestros  mensajes de dignificación y esperanza en que  mejoren  las  cosas en  nuestro  municipio, pues  siempre estará   como buen padre celestial esperando con paciencia nuestras respuestas” dijo  Viveros  Solarte.

La candidata avalada  por  Colombia  Justa Libres  invitó  dejar la  actitud  arrogante y soberbia frente  al  dador  de  la  vida, buscar su luz  y  sostuvo que en  “Puerto  Tejada  nos hace  falta postrarnos antes Dios para humillarnos y así depositar en él toda nuestra ansiedad, preocupaciones, dudas, enfermedades y circunstancias difíciles, y creer en su palabra, porque él tiene cuidado de nosotros. El Señor nos dice que no debemos inquietarnos por nada, que más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presentemos nuestras peticiones a él dándole gracias en todo momento”.

Estas   actividades se  han  realizado ya  en los barrios  El Hipódromo, Jorge Eliecer Gaitán, La Cabaña, Antonio Nariño, Granada, El Jardín , Porvenir  y El Triunfo.

Finalmente en su  labor proselitista para fortalecer  su  aspiración a la  alcaldía la Leydi  Viviana  Viveros, aprovechó  la  oportunidad para agradecer  el  acompañamiento  de varias iglesias en este  propósito  y  precisó  que “El Señor dice: Los ojos del Señor están sobre los justos y sus oídos atentos a nuestras oraciones. Entonces debemos saber que tenemos que orar en todo tiempo. En este tiempo  y momento de  dificultades  y  problemas que  vivimos  en  Puerto Tejada,  debemos saber que tenemos que presentar todo al Señor, nuestros hijos, familiares, vecinos, amigos, gobernantes  y dirigentes, pidiéndoles que guarden sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús. Estamos viviendo tiempos en que la maldad se ha multiplicado y el amor de muchos se ha enfriado  por  ello es necesario que clamemos a Dios, porque permanezca la unidad familiar y de  la  comunidad”.

Redacciòn