Por error de fotos presentadas en la ONU por Duque, retiran jefe de inteligencia del Ejército

 

La polémica que se generó por la entrega que el presidente Iván Duque Márquez hizo ante la ONU de unas fotos de guerrilleros del Eln que él presentó como tomadas en Venezuela, pero que realmente correspondían a imágenes en Colombia, llevó a los primeros movimientos en los organismos de inteligencia en el país.

Se conoció que por ese hecho, que puso a dar explicaciones al presidente Iván Duque y a varios funcionarios de su gobierno, se retirará del cargo el general Oswaldo Peña Bermeo, quien ocupaba la jefatura del Comando Conjunto de Inteligencia.

Fuentes castrenses   confirmaron  que el general había sido llamado a calificar servicios por el error con las fotografías que el presidente Duque llevó a la ONU en un informe en el que denunciaba la connivencia del régimen de Nicolás Maduro con grupos armados ilegales en su país.

Pero el Ministerio de Defensa acaba de afirmar que el general Peña Bermeo presentó una comunicación dirigida al presidente Duque, «mediante la cual solicita su retiro del servicio activo».

En su carta, Peña Bermeo asegura que “como General de la República soy consciente de la necesidad de responder por mis actos y la de mis subalternos, y actúo en consecuencia”.

En las próximas horas el Ministerio de Defensa y el Comando General de las Fuerzas Armadas anunciarán el nombre de quien asumirá el cargo de director del Departamento Conjunto de Inteligencia y Contrainteligencia de las Fuerzas Militares.

El alto oficial que pidió la baja ya había ocupado otros cargos como comandante de la División de Fuerzas Especiales.

Además fue comandante de la Segunda Brigada del Ejército con sede en Barranquilla y de la Séptima Brigada en Villavicencio (Meta).

El uniformado llevaba ocho meses al frente del Comando de Inteligencia, que depende del Comando General de las Fuerzas Militares. Su equipo fue encargado de liderar la realización del informe que fue entregado por el presidente Duque a Naciones Unidas.

En 2017 recibió la Orden de Boyacá creada para premiar los esfuerzos y sacrificios de los próceres y restablecida con ocasión del primer centenario de la batalla que selló la independencia de Colombia.

Redacciòn