Por graves disturbios que dejan un muerto y varios heridos cierran Univalle

Tras los hechos registrados durante la revuelta de este miércoles en Univalle, la gobernadora Dilian Francisco Toro informó que las actividades académicas y administrativas de la institución serán interrumpidas por los siguientes dos días.

«Por estos lamentables hechos, el Consejo Superior ha decidido la interrupción académica y administrativa por 48 horas en el campus de la sede Meléndez», indicó.

La mandataria vallecaucana rechazó los hechos violentos y señaló que las autoridades locales adelantan la investigación para determinar las causas de la explosión en medio de la que murió una persona y al menos otras seis resultaron heridas.

Además, hizo un llamado a la comunidad universitaria del alma máter para que haya tranquilidad.

«Pido a toda la comunidad estudiantil que mantenga la calma y que nos ayude a denunciar a aquellos violentos que se camuflan en el sagrado templo universitario«, señaló.

La gobernadora aclaró que durante esta jornada la Fuerza Pública no ingresó al campus, para desmentir los rumores que circulan en redes sociales y a través de audios difundidos por Whatsapp.

«Hasta ahora, ni la Fuerza Pública, ni el Esmad han ingresado. Esta situación se mantendrá así en la medida de que podamos conservar la calma y la seguridad de nuestros estudiantes, profesores y empleados», concluyó.

Balance  de  los  disturbios

Como Jhonny Rodríguez, de 32 años, fue identificado el hombre que falleció tras la detonación de un explosivo durante las protestas que tuvieron lugar en la Univalle este 3 de abril. 

Rodríguez era dueño de un establecimiento de tatuajes y socio de una discoteca, en Cali

Actualmente, el fallecido no figura en los registros de la Universidad del Valle como estudiante activo, pero sí tuvo pasado en esta institución educativa, donde estudió Filosofía y Tecnología en Química, hasta el año 2002.

También estudió Derecho en la Universidad Santiago de Cali, de donde se retiró en el año 2013.

Otras seis resultaron heridas en medio de una explosión  con  papas  bombas  que se registró al interior de la Universidad del Valle durante los disturbios en la tarde de este miércoles, según confirmó el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Andrés Villamizar.

La hipótesis inicial de las autoridades indicaría que artefactos de elaboración casera estallaron por accidente mientras eran manipulados por encapuchados.

Tras la explosión dos heridos fueron trasladados a la Fundación Valle del Lili. Además, un bus del Sistema MÍO y varias patinetas resultaron dañadas en medio de la revuelta.

En un comunicado, el centro médico indicó que por Urgencias ingresaron dos pacientes, de 24 y 26 años, con lesiones graves en sus extremidades.

«El primer paciente (…) presenta heridas y compromiso severo en extremidades superiores y lesiones de tejidos blandos será manejado por cirugía posteriormente. El segundo paciente ingresó (…) con compromiso severo de la cara, extremidad superior izquierda, piernas, lesiones de tejidos blandos y heridas en múltiples partes del cuerpo. El paciente continuará en cirugía», dice el texto.

La explosión se escuchó varias manzanas a la redonda. En videos, cuya veracidad no han confirmado las autoridades, se observan daños en uno de los edificios centrales del campus, donde funcionan las oficinas del sindicato de trabajadores.

Al lugar llegaron agentes del CTI de la Fiscalía para realizar labores de campo.

De acuerdo con la información que circula entre la comunidad estudiantil, la protesta buscaba rechazar la muerte de Jonathan Landinez, quien perdió la vida en medio de la explosión registrada en un resguardo indígena de Dagua el pasado 21 de marzo.

Cerca del medio día las directivas evacuaron el campus ante la presencia de los encapuchados.

Además, el general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, indicó que durante los disturbios se lanzaron artefactos explosivos contra el helicóptero que realizaba un sobre vuelo y que de igual forma se registró un ataque con arma de fuego contra la tanqueta.

Sobre el incidente del bus, informó que el automotor fue abordado por encapuchados que intimidaron al conductor y sus ocupantes. Luego de desalojarlo, intentaron prenderle fuego.

Agentes del Escuadrón Antimotines lograron su recuperación y lo evacuaron de la zona.

 

Redacciòn