Trump señaló que Duque «no ha hecho nada» para reducir el narcotráfico hacia USA

El presidente estadounidense, Donald Trump, reclamó este viernes a su homólogo colombiano, Iván Duque, que «no ha hecho nada» para reducir la cantidad de droga que sale del país.

«Déjenme decirles algo, Colombia tiene un nuevo presidente, es realmente un buen tipo. Yo lo conocí, vino a la Casa Blanca. Él dijo que iba a detener las drogas«, dijo Trump a los periodistas durante una visita a los trabajos en un dique en el lago Okeechobee, en Florida, al sur del país.

«Él no ha hecho nada por nosotros», sentenció.

Y después se explayó sobre Duque, quien cuando visitó la Casa Blanca el 13 de febrero destacó que en los primeros cuatro meses de su gobierno había erradicado 60.000 hectáreas de cultivos ilícitos, defendiendo que suponían «más de lo que había sido erradicado en los ocho meses anteriores».

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declarara este viernes que el tráfico de drogas de Colombia a ese país aumentó desde que Iván Duque se posesionó como presidente, el canciller Carlos Holmes Trujillo García respondió que Colombia ha “intensificado esfuerzos” en la lucha contra el narcotráfico.

“El gobierno del presidente Iván Duque viene enfrentando con toda firmeza y contundencia el problema mundial de las drogas ilícitas y las amenazas que plantea para la integridad institucional, el desarrollo económico sostenible y el progreso social de todos los colombianos”, señaló el Ministro de Relaciones  Exteriores, quien desmitió al presidente  Norteamericano.

Para corroborarlo, Trujillo presentó una serie de cifras, entre las que se destacó que el programa de sustitución de cultivos ilícitos pasó de cubrir 50.000 hectáreas en 2017 a 85.000 hectáreas en 2018. También señaló que en ese mismo periodo la incautación de marihuana pasó de 197 a 250 toneladas, y la de la cocaína de 390 a 450 toneladas.

En otras cifras se destaca que en 2018 se destruyeron 4174 laboratorios de base de coca y cocaína, cifra superior a la registrada en 2017, cuando se acabó con 3434 laboratorios; así como que en los siete primeros meses de gobierno se incautó el equivalente a 227 toneladas de clorhidrato de cocaína, que representan aproximadamente 6700 millones de dólares.

“Este gobierno ha llegado a la tasa más alta de erradicación mensual desde el inicio de la erradicación manual. Mensualmente se erradicaron en promedio 5747 hectáreas”, manifestó el Canciller, al resaltar que entre agosto de 2018 y febrero de 2019 se erradicaron 40.000 hectáreas de cultivos ilícitos.

Trujillo García, en su intervención, agradeció la cooperación internacional para enfrentar el problema mundial de las drogas y reiteró la importancia del principio de responsabilidad compartida. Además, aseguró que se espera “el compromiso decidido de todos los Estados que son afectados por las distintas manifestaciones del problema mundial de las drogas ilícitas y sus delitos relacionados”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, se manifestó “muy sorprendido” por las declaraciones ofensivas  y desobligantes que ofreció en la tarde del viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe Vélez compartió en sus redes sociales un comunicado del Centro Democrático, rechazando las declaraciones del presidente estadounidense y culpando al anterior Gobierno de Juan Manuel Santos por el crecimiento de cultivos ilícitos.

“Los Estados Unidos debió descertificar al Gobierno de Juan Manuel Santos que con su política de impunidad permitió que los cultivos ilícitos superaran las 200 mil hectáreas y la producción anual pasara de 200 a más de mil toneladas”, señala la comunicación.

El partido también afirma que “el presidente Iván Duque ha procedido con toda decisión para enfrentar el narcotráfico, expidió el decreto que ordena el decomiso policivo de microtráfico, ha aumentado de 25 a 100 los grupos de erradicación manual y personalmente ha defendido en la Corte Constitucional la necesidad de volver a la fumigación”.

El comunicado finaliza reclamando por parte de Estados Unidos “mucho más que apoyo económico” para el Gobierno, “la solidaridad política a su lucha contra el delito, que apenas empieza”.

Redacciòn