MinDefensa denuncia que indígenas iban a utilizar explosivos en Minga

Muerte indígenas Dagua: MinDefensa denuncia que indígenas iban a utilizar explosivos en Minga
El ministro Botero aseguró que la muerte de los ocho indígenas está relacionada con el mal manejo de explosivos.
El gobierno colombiano denunció este viernes que la explosión que mató a ocho indígenas la víspera fue causada por la “manipulación” de unos artefactos que presuntamente iban a ser empleados en un acto de sabotaje.

El Ministro de Defensa, Guillermo Botero, agregó que el gobierno tiene la “hipótesis principal” de que los indígenas estaban preparando un acto de sabotajeen una importante vía del suroccidente del país, cuando se produjo el mortal estallido.

Asimismo, indicó que los artefactos fueron proporcionados por “organizaciones criminales” y que los indígenas intentaron alterar la escena de los hechos para aparentar que “no había sucedido nada”.

La versión riñe con la suministrada en principio por la dirigencia indígena, según la cual se trató de una “masacre” provocada por un artefacto que fue lanzado contra una vivienda dentro del resguardo (jurisdicción especial indígena) del municipio de Dagua, Valle del  Cauca.

Fue “definitivamente una mala manipulación de unos explosivos” que pueden ser “pentolita y pólvora negra”, señaló el funcionario a la prensa.

El jueves, cuando se produjo el estallido, circularon dos hipótesis que apuntaban a que la tragedia pudo ser causada por un accidente minero o el manejo de pólvora negra.

El ministro revisó ese balance a la baja y precisó que son ocho muertos, un herido grave y cuatro más lesionados, incluidas dos personas que sufrieron mutilaciones.

El movimiento indígena del suroeste del país, que protesta desde hace diez días para exigir el cumplimiento de promesas oficiales, no se ha pronunciado aún sobre estas afirmaciones.

“Una vez ocurrieron los hechos, los mismos indígenas se encargaron de tapar el hueco de la explosión, cambiar todo lo que había ocurrido y hacer parecer que no hubiera sucedido nada. Esto va a dificultar el trabajo que tenga que hacer Medicina Legal y los demás entes de investigación. Se alteró el teatro de los acontecimientos y eso es sumamente grave, puesto que implica una conducta delictual”, advirtió Botero.


“Tenemos información confirmada de ocho muertos, con posibilidad de un noveno, y cuatro heridos. Uno de ellos perdió un miembro superior, otro un miembro inferior y hay un niño de cuatro años, de cuyo padre esperamos que contribuya para esclarecer la verdad”, subrayó el ministro de Defensa.

Además, Botero informó que las investigaciones establecieron que los indígenas estaban en el resguardo manipulando explosivos, y que, la tragedia se presentó precisamente por eso.

“El resguardo permitió a la Fuerza Pública entrar por espacio de dos horas. Se recolectó alguna información de tipo judicial que consideramos importante para tratar de establecer qué fue lo que ocurrió, pero es definitivamente una mala manipulación de explosivos que están entre pentonita y pólvora negra”, aseveró Botero Nieto.

“Hay unos homicidios sumamente graves, por los cuales tendrán que responder. Seguramente en las indagatorias se resolverá lo que pasó y esperamos la colaboración de las familias de los fallecidos, que cuenten la verdad de lo que hacían y lo que pretendían. La hipótesis principal, está enfocada a que sería para causarle un daño a la vía Buenaventura – Buga, más concretamente Buenaventura – Cisneros, en el sector de La Delfina”, indicó el ministro.

El jefe de la cartera de Defensa sostuvo que “sin lugar a dudas, los indígenas tienen que tener organizaciones detrás de ellos. Esos explosivos fueron entrados al país de contrabando o adquiridos en un eventual mercado negro”.

Asimismo, el Ministro dijo que las tropas siempre tienen presencia allí, es una carretera vigilada. “La prueba es que tan pronto ocurrió el hecho, con relativa prontitud llegó la Fuerza Pública. Lo que pasa es que los resguardos y las jurisdicciones indígenas, tienen algunos privilegios que no queremos vulnerar, pero eso no quiere decir que la Fuerza Pública no pueda entrar al territorio colombiano”.

Finalmente Botero manifestó que “la Fuerza Pública no tiene ningún territorio colombiano vedado. Hay respeto por la jurisdicción indígena y esperamos que ellos entreguen la información pertinente, que se permita la investigación para que los forenses establezcan cómo ocurrió la tragedia”.

 

Redacciòn