Hombre asesinado en Cali fue abogado del “Zar” de la Chatarrización

abogado Paulo Enrique Muñoz López

Sicarios dieron muerte al abogado Paulo Enrique Muñoz López en la avenida Segunda Norte, frente a la sede de Bellas Artes y a unos metros del Centro Administrativo Municipal (Cam), en el centro oeste de Cali.

En el ataque sufrió heridas una mujer, quien fue llevada a urgencias de un centro asistencial y murió minutos después.

Las autoridades indicaron que hacia las 10:30 de la mañana los ocupantes de una motocicleta dispararon contra los ocupantes de un carro convertible Mercedes Benz, en vecindades del barrio Centenario.

El abogado Muñoz López murió dentro del vehículo, mientras que una mujer que lo acompañaba murió en la sala de urgencias de un centro asistencial.

En marzo del año pasado, el abogado Muñoz apareció involucrado en un engaño con un falso fiscal para que se otorgara la salida de presión de Pedro Antonio Aguilar Rodríguez, dirigente de la Asociación de Camioneros de Colombia.

En abril siguiente, el falso fiscal y una abogada fueron detenidos mientras que Aguilar Rodríguez  fue recapturado y enviado a la cárcel La Modelo tras 14 días de libertad.

En diciembre de 2018 el Juzgado 21 de garantías concedió la libertad por vencimiento de términos al abogado Muñoz López, en el caso del falso fiscal.

Los investigadores descubrieron, mientras revisaban cada uno de los procesos representados por Muñoz López, sobre todo los relacionados con el ‘Cartel de la chatarrización’ liderado por Aguilar, que como abogado del intendente de la Policía Jesús Hernán Lasso Villota consiguió de manera fraudulenta que lo beneficiaran con la casa por cárcel.

Lasso Villota fue capturado en febrero del año pasado junto a otros cuatro policías por delitos que cometieron entre el 2011 y el 2015 en el Valle del Cauca. Eran acusados de avalar el peritaje de vehículos reparados que Pedro Aguilar presentaba para ser chatarrizados.

En una audiencia, dos meses después de que Lasso Villota fuera enviado a la cárcel, el abogado Muñoz López solicitó la revocatoria de la medida de aseguramiento y para que el juez del caso le aprobase su petición presentó un certificado adulterado de Medicina Legal.

La Fiscalía volvió a capturar al intendente Lasso, esta vez en su lugar de residencia, donde pagaba su detención por enfermedad, para que responda por los delitos de fraude procesal y falsedad en documento público.

Redacciòn