Incauca,productividad y compromiso social con la región Nortecaucana

Los cambios que ha afrontado el sector azucarero colombiano en los últimos años han representado un avance y una consolidación de esta agroindustria en los ámbitos local, nacional e internacional.

Es esto lo que sin duda caracteriza a este sector agroindustrial como un complejo productivo en transición, el cual viene trabajando en la misma dirección y a la par de las transformaciones que ha dado la actividad azucarera en el mundo, afianzando de esta manera un sector progresivamente menos dependiente del azúcar y más integrado a otros procesos productivos que giran en torno a la ya conocida zona de agricultura especializada en caña de clase mundial.

Es así como los ingenios se enfocaron en agregar valor a sus productos y ampliaron su portafolio para diversificar el riesgo de concentrarse en un solo producto, logrando mitigar el impacto de las oscilaciones y distorsiones de los precios internacionales del azúcar.

Surgieron proyectos como el de cogeneración de energía a partir del bagazo de caña, el alcohol carburante a partir de los jugos de la caña de azúcar y de las melazas, los abonos agrícolas resultantes de los procesos de molienda, y los productos orgánicos y diversas preparaciones alimenticias elaboradas en los mismos ingenios.

Toda esta evolución, enmarcada dentro de la filosofía de desarrollo sostenible, que tiene como pilares fundamentales la rentabilidad económica, la responsabilidad social y la ecoeficiencia, ha dado como resultado una agroindustria en transición, moderna y con amplias perspectivas de mantener su dinamismo y su valor para la región y el país en general.

En ese  compromiso con la  economía del país , Incauca, ha  jugado un papel  preponderante cuya  productividad  ha estado ligada  a  la responsabilidad  social  con  la  región  Nortecaucana.

EL  Ingenio del Cauca, fue fundado el 29 de julio de 1963 en
territorio de la hacienda San Fernando del corregimiento de El ortigal en Miranda  al  Norte  del  Cauca.

La fábrica inició su actividad con un prospecto de molienda de 2.000 toneladas métricas por día. La planta se fue ampliando y modernizando, hasta llegar a ser la más moderna del país, con capacidad instalada de molienda de 15.000 toneladas por día hábil promedio.

Desde el 1 de mayo de 1980 hace parte de la Organización Ardila Lülle,
conglomerado industrial comprometido decididamente con el desarrollo del
país por medio del fortalecimiento de sus empresas, las cuales son líderes en
cada uno de los sectores económicos en que participan.

En la actualidad, Incauca cuenta más de 37 mil hectáreas sembradas
en caña, de las cuales 14 mil hectáreas corresponden a áreas cultivadas de manejo indirecto  a  través  de  los  proveedores   de caña.

Con una capacidad de producción de 1.000 toneladas diarias de azúcar
en su refinería, una generación de energía eléctrica promedio de 228 millones  de  kilovatio  al  año, de los cuales 23 MW son para consumo interno y 10 MW se entregan al Sistema Interconectado Nacional (SIN), y una capacidad diaria de producción de 340.000 litros de alcohol carburante diarios y 54.500 toneladas de compost  al  año.

Incauca ha demostrado con hechos y datos que es y seguirá siendo el motor de desarrollo de su zona de influencia, tanto por la generación de empleo como por las oportunidades de desarrollo que ofrece a sus trabajadores, familias y residentes de la zona de influencia.

Actualmente Incauca  genera  un total de  3.000  empleos  directos  y 5.500 empleos  indirectos.

 

Destilería


Para dar respuesta a la necesidad planteada por el Gobierno Nacional y a la visión, compromiso y liderazgo de la Organización ArdillaLülle, Incauca puso en marcha el 28 de octubre de 2005 la primera,más grande y moderna planta de alcohol carburante del país, con una capacidad de producción de 110 millones de litros de alcohol al  año en operación continua.

El etanol se utiliza como aditivo para la gasolina con el fin de mejorar
el octanaje y disminuir la contaminación generada por los gases de
combustión. Desde octubre de 2005 la mezcla está compuesta en un 90%
por gasolina y un 10% por etanol, según lo dispuesto por la legislación
colombiana.

La destilación de alcohol es un proceso que consiste de cuatro etapas principalmente: fermentación, destilación, evaporación de vinaza y
deshidratación.

Gestión ambiental


Incauca, consciente del compromiso ambiental para el desarrollo de sus labores productivas, ha evaluado los aspectos ambientales de sus procesos e implementado tecnologías de producción limpia que lo condujeron al mejoramiento de los procesos productivos, al mejor uso de las materias primas e insumos y a la optimización del uso de los recursos agua, aire y suelo.

El Sector Azucarero Colombiano ha ido implantando mecanismos de concertación de los compromisos sectoriales en relación con el establecimiento de acciones que busquen el uso racional y sostenible del recurso hídrico.

Entre los propósitos a corto plazo se trabaja en la definición de metas de reducción de uso del agua mediante el incremento de la adopción de las tecnologías disponibles.

Este trabajo, unido al excelente uso del agua en las plantas, ha hecho que el consumo de este recurso natural se haya reducido casi un 50% en los últimos años.

Incauca en su planta  de  Compostaje elabora  Biocane el cual  es un fertilizante orgánico mineral (marca registrada Incauca) que actúa como un mejorador de suelos en sus características físicas, químicas y microbiológicas, que aporta poblaciones activas, materia orgánica, macro y micro elementos de liberación lenta  a  partir  de  la  cachaza, la ceniza y el bagazo, alcanzando una comercialización  de  1500  toneladas al año y otras  53mil toneladas  utilizadas en el campo.

Escuela de Fútbol Incauca


La pasión del fútbol como soporte de la integridad de los menores de la región Incauca, comprometida con el desarrollo social de los departamentos de Cauca y Valle y con el fin de incursionar de manera más directa en la población infantil de las zonas de mayor influencia.

El 11 de noviembre de 2004 dio inicio al gran proyecto de impacto social
que representa la Escuela de Fútbol, programa que inicialmente reunió a 300 niños y jóvenes entre 5 y 15 años y beneficia a los corregimientos de Villapaz (Jamundí), Triple (Candelaria), Llano de Taula (Guachené), Tarragona y Chococito (Florida,Valle), El Ortigal (Miranda, Cauca),Puerto Tejada (Cauca), Corinto y Cali.

La estructura administrativa y deportiva con que cuenta el Ingenio y el gran talento de los deportistas  brindó la posibilidad para que fuera aceptado por Atlético Nacional como una filial de su Escuela, el 7 de julio de 2007.

Debido a la fuerza de este programa, Incauca en colaboración con Atlético Nacional  deciden crear el Club Deportivo Verdolagas Valle del Cauca, que básicamente busca dar continuidad al proceso social y deportivo que se desarrolla en las escuelas de fútbol.

Desde 2015, se creó una nueva etapa que brinda la posibilidad  a los jóvenes más talentosos de la escuela complementar su formación deportiva ya enfocada hacia el alto rendimiento, abriéndole las puertas a estos chicos y jóvenes a equipos del fútbol profesional tanto colombiano como internacional.

El Club deportivo Verdolaga Valle del Cauca, tiene su sede en Cali y es dirigido en su parte deportiva por los ex jugadores profesionales Héctor Hurtado y Leonardo Fabio Moreno, de gran trayectoria futbolística quienes han conformado un proceso deportivo con dos equipos y 40 jóvenes.

Durante 2011 se amplió la cobertura de la Escuela de Fútbol y dio la posibilidad a 88 niños con discapacidad cognitiva para que entraran a hacer parte de este maravilloso programa de desarrollo social y deportivo.

Actualmente la Escuela de Fútbol cuenta con 1.200 niños y durante este proceso han sido preseleccionados para presentar pruebas en las divisiones menores del Club varios jóvenes, que dejaron gratas impresiones por sus excelentes condiciones.

La Escuela de Fútbol no sólo aleja a los menores del consumo de alcohol y psicoactivos, sino que favorece su crecimiento como seres felices y de excelente convivencia ciudadana al igual que  la práctica  del Patinaje el cual también es  apoyado a  los  niños  y niñas  de la  región  como  el Club de patinaje “Unidos sobre ruedas”, conformado por 50 menores de  edad de Padilla, el cal recibió la dotación de los uniformes e implementos deportivos para que el grupo pueda seguir disfrutando de la práctica de este deporte.

Incauca  igualmente continúa apoyando al Club de patinaje Corinto Skate, a través de la entrega de uniformes, apoyo técnico y la adecuación del terreno donde los niños realizan los ejercicios de fortalecimiento físico.

El deporte y la recreación, unidos a la inversión en educación y en los programas orientados a la disminución del consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas, así como su permanente preocupación por el cuidado ambiental y el desarrollo económico de la Empresa, hace de Incauca, El Ingenio de Colombia.

Redacciòn