Legarda, el reguetonero Caucano que una bala perdida apagó su vida en Medellín

El cantante caucano, nacido  en  Popayán de reguetón Fabio Legarda, de 29 años, ha fallecido la pasada noche tras ser alcanzado por una bala perdida procedente de un tiroteo que se desencadenó en un intento de robo que tuvo lugar en la ciudad de Medellín según han informado desde la Clínica León XIII, quienes han confirmado que el artista ingresó con «herida de arma de fuego en el cráneo a nivel frontal», por lo que recibió «un diagnóstico de daño celerbal muy severo«.

«Entró en paro cardiorespiratorio», explicaron desde el centro hospitalario, quienes indican que el personal de la salud realizó maniobras de reanimación durante 20 minutos sin conseguir que el joven reaccionase hasta que finalmente se certificó su fallecimiento.

Por su parte, el  secretario de  seguridad  de  Medellin, Andrés  Tobón  ha revelado que Lagarda viajaba en un vehículo cuando se dio un intento de hurto a un ciudadano que formaba parte de una empresa de seguridad. El hombre «tenía un arma de dotación con él y respondió a los delincuentes que pretendían cometer el hurto», ha explicado el representante público, que asegura que uno de los asaltantes falleció en el lugar de los hechos mientras que otro resultó herido y fue capturado por la policía.

«Estamos realmente cansados en Medellín de esta absurda violencia», ha asegurado Tobón en unas declaraciones que siguen la misma que las pronunciadas por el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien a través de Twitter ha trasmitido sus condolencias a la familia y ha asegurado que sigue creyendo «que llegará el día» en que la ciudad no tenga que llorar «más muertes absurdas».

Fabio Andrés Legarda, oriundo de  la   capital  Caucana empezó a cantar a los 14 años en festivales latinos y pasó de grabar versiones de canciones en su canal de Youtube a firmar con una casa de discos. Legarda, intérprete de «La Verdad», su primer sencillo, colaboró con varios artistas del género urbano y convirtió en éxitos temas como «Libre», «Necesito tu amor», «Mala es» e «Hipnotizado».

Redacciòn