Duque buscará consolidar el “Pacto por Colombia” con los Partidos Políticos

Como lo había anunciado desde el año pasado, el presidente Iván Duque Márquez buscará consolidar el Pacto por Colombia con las diferentes bancadas del Congreso menos con las de oposición como es natural.

La primera reunión se hará este martes a las 8 de la mañana en la Casa de Nariño y allí acudirán todos los congresistas del Partido Conservador. Será el primer encuentro de Duque con los congresistas en este año y los azules son partido de Gobierno.

El miércoles el turno será para el Partido de La U y se hará el mismo ejercicio. Por ahora el único congresista que ha manifestado que no asistirá es Armando Benedetti, quien desde que inició este Gobierno manifestó que se mantendría al margen y que apoyaría al ejecutivo en el positivo cuando fuera benéfico para el país.

El jueves el turno será para la bancada del Partido Liberal aunque desde ya se anunció que César Gaviria, jefe de la colectividad, y la bancada del Senado no asistirán a la reunión con el mandatario. La bancada de congresistas en la Cámara está analizando la invitación del mandatario.

El viernes Cambio Radical irá a la Casa de Nariño y, por ahora, se desconoce si irán todos los congresistas aunque los representantes a la Cámara tienen un especial interés porque la presidencia en esa corporación le corresponde a esta colectividad.

En la tarde de ese viernes Duque, también se reunirá con el Movimiento Político Mira y Colombia Justa y Libres.

La idea del mandatario es consolidar su gobernabilidad en el Congreso y lograr las mayoría para sacar adelante la agenda legislativa que justamente se definirá en estos encuentros. Además de ello se buscará definir cómo funcionará el Pacto por Colombia que fue propuesto por Duque.

Rafael Nieto Loaiza, ex precandidato presidencial del Centro Democrático y columnista señala que lo primero que debe hacer Duque es abrir la puerta a la representación política explicándoles a los colombianos que nombrar un ministro de un partido de Gobierno no es mermelada.

“La mermelada son las prebendas a los congresistas, esos cupos indicativos que se prestaban para corrupción, eso sí se debe acabar para siempre, pero nombrar un ministro de un partido de coalición no tiene por qué satanizarse, eso se hace en todas las democracias del mundo. Sin representación política seria y bien fiscalizada este gobierno va a fracasar en su intento de relacionarse con el congreso”, precisó.

Desde otra orilla Juan Fernando Londoño, dijo que el Gobierno debe dejar claro para qué es la coalición y en qué temas necesita la unidad del Congreso para que los partidos sepan a qué se atienen.

“De otro lado los partidos deben aprender a relacionarse con un gobierno que no da mermelada, no puede ser requisito para apoyar proyectos un puesto, los políticos deben evolucionar y buscar otros escenarios de participación en el gobierno sin que eso implique prebendas o beneficios burocráticos”, agregó.

 

El hueso duro de roer para Duque han sido los liberales y Cambio Radical, partidos que le han dañado el caminado a varias de las reformas que terminaron por hundirse en la legislatura anterior. Sin embargo en partidos como el conservador y el MIRA también algo de molestia pues sienten que a pesar de ser bancadas de gobierno sus proyectos no han sido impulsados por el ejecutivo.

Aunque el Partido Conservador se declaró de Gobierno, los legisladores llevarán a la Casa de Nariño un memorial de agravios por considerar que las relaciones con el ejecutivo pueden mejorar sustancialmente. Hernán Andrade, presidente de la colectividad, aseguró que habrá un respaldo al presidente Duque pero que hay temas puntuales que deben mejorar.

“No tenemos temas vedados aunque en este momento hablar de cualquier tema político es pecado en este Gobierno y eso no puede funcionar así. Tenemos una buena relación pero debe mejorar”.

En materia legislativa habrá peticiones concretas para que el Gobierno respalde las propuestas legislativas del conservatismo. “¿Qué pasa con el Ministerio de la Familia?, pero además de ello tenemos temas animalistas, ambientales, rurales, agropecuarios y muchos proyectos pero sin respaldo del ejecutivo. Si hay un matrimonio político se deben respetar mutuamente y el resultado será un beneficio para los colombianos”.

Andrade asegura que, sin duda, Duque debe cambiar sus relaciones con el Congreso y que esto no significa que haya mermelada. “Duque se ha equivocado en la manera de relacionarse con el Congreso, acá y en cualquier país con democracia hay representación política. Lo malo es hacer cosas debajo de la mesa pero no todo en política es malo”.

Asimismo habrá sugerencias para que sean aplicadas en los distintos ministerios ya que según Andrade, «varios encargados de las carteras no están recibiendo en sus despachos a los legisladores”.

“Los funcionarios deben saber hacer política porque no puede ser posible que si un congresista con un alcalde al Ministerio del Interior eso sea escándalo ni pecado, Duque copió el esquema de que cualquier tema político es malo y eso no es así ¿o acaso los nombramientos diplomáticos han sido meritocráticos ?”  sostuvo el  dirigente  Conservador.

 

Gaviria no asistirá  a  la convocatoria del presidente  Duque

La principal razón del expresidente  y jefe  del  liberalismo  César Gaviria Trujillo para no asistir es que no tiene claro para qué el mandatario está convocando a todas las bancadas y además porque el Gobierno no ha tenido en cuenta las iniciativas legislativas del partido.

En la bancada del Senado el vocero Mauricio Gómez Amín, explicó que los 14 legisladores que la integran tampoco asistirán al encuentro por considerar que primero debe haber una reunión en el partido para posteriormente reunirse con el mandatario.

Justamente esa situación se le explicó a la ministra del interior Nancy Patricia Gutiérrez para que la reunión sea programada en una nueva fecha.

La bancada de la Cámara está analizando si asisten o no aunque allí también hay molestias y notable  descontento con el Gobierno como, por ejemplo, el silencio que ha guardado frente a las amenazas que ha recibido el representante Andrés Calle en el departamento de Córdoba.

El liberalismo desde hace unos meses se declaró en independencia y por esa razón se ha mantenido al margen de las decisiones del Gobierno.

Redacciòn