El Gaula tras el rastro del estudiante de medicina secuestrado en Santander de Quilichao

Dilmar Edgardo Gómez Vergara había celebrado su cumpleaños número 19 hace tres semanas y para esos días también celebraba que había terminado su primer semestre de medicina en la Universidad Javeriana de Cali.

Todo, al parecer, marchaba bien para Dilmar, pero el martes pasado, justo cuando comenzaba a disfrutar de sus vacaciones, fue secuestrado.

Su rapto fue protagonizado por al menos seis hombres armados que ingresaron a su casa, ubicada en la vereda La Agustina, zona rural del municipio de Santander de Quilichao  al Norte del Cauca, y lo sacaron encañonado de su cuarto, delante de su familia. Ya era de noche.

El secuestro de este estudiante de medicina sucede a solo nueve días de darse la liberación de Carlos Enrique Rojas, un administrador de empresas de 26 años que fue plagiado el pasado 18 de noviembre en Corinto .

Los dos jóvenes tienen algo en común: sus padres son comerciantes. Por esta razón, las autoridades estudian si el plagio de Dilmar es de carácter extorsivo. Sin embargo, hasta la noche de este miércoles, los secuestradores del joven no habían establecido comunicación con sus familiares para exigir un pago por su liberación.

Así lo dio a conocer el capitán Harold Imbachí, jefe de operaciones del Gaula de la Policía, quien además informó que este secuestro se suma a los 20 casos registrados este año en el Cauca, 15 de ellos ocurridos en el Norte del departamento.

 

“De los casos registrados en la región, dos fueron en el área metropolitana de Popayán, capital del Cauca. Diez de los secuestros se le han atribuido a delincuencia común, ocho al Grupo Armado Organizado Residual 6 de las Farc (una disidencia), y dos al ELN”, dijo Imbachí al aclarar que el rapto de Dilmar, entonces, es el número 21.

De acuerdo con el Capitán, unidades del Gaula Valle y Cauca están realizando actividades conjuntas para determinar quiénes son los responsables del hecho y los posibles motivos que llevaron al secuestro del universitario.

 

“Todo apunta a que el joven fue llevado hacía Toribío, por lo que se presume que los responsables de su plagio son disidentes de las Farc. Pero seguimos investigando”, explicó.

 

A su vez, el jefe de operaciones del Gaula de la Policía señaló que por los secuestros cometidos en el Cauca, solo dos personas permanecen en cautiverio: Jaime Naranjo, secuestrado en mayo de este año en Caloto, y ahora Dilmar.

 

“Cinco personas han sido rescatadas y el resto han sido liberadas, la gran mayoría de veces por presión de la Fuerza Pública. Este año se han realizado 17 capturas por secuestro: 16 por orden judicial y uno en flagrancia”, acotó Imbachí.

 

Mientras ejercía sus estudios superiores, Dilmar residía en un apartamento de alquiler en Cali. En lo posible, viajaba los fines de semana a Santander de Quilichao.

 

Información que pueda ayudar a dar con el paradero de Dilmar y la captura de los responsables de su secuestro puede ser dada en la Línea 165.

Redacciòn