Derrumbe en Quindío deja dos  muertos  y cinco desaparecidos

 

El Gobierno de Colombia lamentó la muerte de dos personas, una de ellas un menor de edad, quienes quedaron atrapadas por un deslizamiento de tierra generado por las lluvias y que arrasó una escuela en una zona rural del municipio de Calarcá, en el departamento de Quindío (centro).

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) que dirige  Eduardo  José  Gónzalez  Angulo informó que esta  quedaron atrapados cinco niños y un adulto que se encontraban en una institución educativa en la vereda (aldea) Travesías.

Un grupo de 30 especialistas, apoyados con perros y maquinaria, continúan buscando bajo los escombros a las seis personas que quedaron atrapadas en la sede Teresa García de la Institución educativa San Rafael. Confirman el hallazgo de los cuerpos de una mujer y su hijo.

A las 12 del mediodía las autoridades reunidas en la Sala Departamental de Crisis informaron que los nombres de las personas que resultaron afectadas  por el derrumbe son: Deisy Buriticá —adulta—, sus tres hijos Andrés Felipe Lasso Buriticá, de 15 años de edad; Jhon Fredy Lasso Buriticá, de 13 años y Yeison Stiven Lasso Buriticá, de 11 años, todos menores de edad, así como Jean Pierre Isaza, de 11 años y William Camilo Ospina Pineros, de 11 años también.

 

El alud de tierraalcanzó la sede Teresa García de la Institución Educativa San Rafael en la que se encontraban varios niños y adultos. Producto de esta emergencia, cuatro niños y un adulto se encuentran desaparecidos, mientras los organismo de socorro intentan dar con su paradero.

 

Entre tanto, los organismos de socorro confirmaron el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer identificada como Deisy Buriticá y de su hijo Andrés Felipe Lasso Buriticá, de 15 años.

 

«Lamentamos profundamente la muerte de Deisy y su hijo y nos solidarizamos con su familia», escribió en un mensaje en su cuenta de Twitter el presidente de Colombia, Iván Duque, sin detallar a cual de los tres hijos hacía referencia.

El mandatario señaló que habló con el gobernador del Quindío, Carlos Osorio, para «expresarle» su apoyo en la atención de la emergencia y afirmó que la UNGRD seguirá en la zona con las labores de rescate.

Esa entidad aseguró que «trabaja contra reloj» para rescatar a todos los damnificados, pero resaltó que las «condiciones del terreno son inestables», por lo que solo se puede llegar a pie al lugar de los hechos.

 

En las labores de rescate participan, además de la UNGRD, la Gobernación del Quindío, el Ejército, la Policía, el Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil, la Cruz Roja y el Instituto Nacional de Vías.

El hecho se dio luego de que se presentara un derrumbe en Calarcá, Quindío tras las fuertes lluvias que vienen presentándose en gran parte del territorio nacional.

 

 

Redacciòn