Casos del Norte del Cauca serán priorizados por la JEP

Los hechos ocurridos entre el primero de enero de 1993 y el primero de diciembre de 2016 en el norte del Cauca serán el tema central del caso 005 de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que analizará la situación de derechos humanos en esta región, azotada por las acciones de asociaciones armadas que afectaron “a grupos sociales, especialmente vulnerables (pueblos indígenas, afrodescendientes y comunidades campesinas)».

 

El análisis del caso estará a cargo de la Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de Hechos y Conductas de ese tribunal especial, que emitió el auto 078 de 2018 en el que estableció que se hará acopio de información de esta región y el llamado a versiones voluntarias de quienes se consideren afectados por el conflicto.

 

“Por ejemplo, en el norte del departamento del Cauca se presentó el desplazamiento forzado de más de 100 mil personas según el Registro Único de Víctimas a 31 de diciembre de 2014. Asimismo, en el período 2000 – 2013, en la zona conformada por el sur del Valle del Cauca y el norte del Cauca, se presentaron 7.582 muertes producto del conflicto armado y en municipios como Santander de Quilichao y Corinto, en 2001, la tasa de homicidios fue de 100 muertes por cada 100 mil habitantes”, dice uno de los apartes del documento.

 

Santander de Quilichao, Suárez, Buenos Aires, Morales, Caloto, Corinto, Toribío y Caldono son los municipios priorizados por la JEP, explicó la magistrada Belkis Izquierdo, quien precisó que en la investigación se empleará un enfoque territorial y étnico.

La Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad que será liderada por Julieta Lemaitre Ripoll, deberá recibir informes por conductas cometidas en el marco del conflicto y decidir si los hechos atribuidos a las distintas personas son competencias de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por haber sido cometidas en el contexto y en razón del conflicto armado.

Sala de amnistía e indulto

La Sala de Amnistía e Indulto, liderada por  la  Caucana Xiomara Cecilia Balanta Moreno, deberá otorgar estas herramientas en casos de personas condenadas o investigadas por delitos políticos y conexos cometidos en el marco del conflicto, que hayan integrado las Farc y que se hayan acogido a la JEP.

Balanta Mina explicó que la Sala busca garantizar el acceso de aquellas personas que desean acogerse a la JEP, siempre que cumplan con los requisitos; así como implementar los medios para estudiar todas estas peticiones y remitir las que lleguen, por delitos no amnistiables, a la Sala de Reconocimiento de Verdad.

Redacciòn