Reforma  Tributaria también afectará  a  pensiones altas y medias

 

La nueva reforma tributaria o ley de financiamiento tocará a los jubilados con mesadas altas y medias en el país.

El principal cambio tiene que ver con el pago del impuesto de renta, pues hoy en día tienen un piso de 33 millones de pesos, pero ahora comenzarían a gravarse de la misma forma que las rentas de trabajo.

Según Nicolás Carrero, directivo de Carrero & Asociados, con estos cambios las personas que mensualmente reciben una pensión desde los 2,6 millones de pesos estarán obligados a declarar renta, en tanto que los que reciban algo más de 4 millones mensuales tendrán que pagar.

Asimismo, el articulado elimina un punto del Estatuto Tributario que dejaba como renta exenta los aportes obligatorios que se hagan al sistema general de pensiones.

De igual forma, se le da vía libre a que la retención en la fuente aplique para los ingresos de pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos laborales, que antes correspondían a rentas exentas.

De hecho, los ingresos mensuales por pensiones superiores a 5,5 millones de pesos tendrían una tarifa de retención del 30 por ciento y los de más de 11 millones de pesos (333 UVT) del 35 por ciento.

El texto de la reforma tributaria dice que los ingresos mensuales superiores a 50 unidades de valor tributario (UVT), que equivale a 1,6 millones de pesos y cuando provienen de pensiones, pagarán una tarifa del 10 por ciento.

El valor de la UVT en 2018 es de 33.156 pesos.

Por otro lado, el próximo año habrá más personas pagando retefuente por impuesto de renta, ya que ahora sería obligatorio para quienes devengan mensualmente 2,8 millones de pesos.

Redacciòn