Expendios de carne, en la mira de las autoridades sanitarias

Hoy jueves 18 de Octubre, empieza a regir el Decreto 1500 del 2007, que regula el transporte y expendio de carne en el país.

Sistema de refrigeración , cadena de frío, lavado y corte de carne, nuevas prácticas de higiene y uso de utensilios adecuados, son algunas de las medidas adoptadas.

A partir de la entrada en vigencia en nuestro país del Decreto 1500 de 2007 y el Decreto 2270 de 2012 (que lo modifica), se han tejido muchos comentarios.

En estos decretos se determina el reglamento técnico en el país, a través del cual se crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control a lo largo de la cadena cárnica (bovinos y bufalinos, porcinos, zoocrías, ovinos y caprinos) y de ahí su importancia.

A través del  Decreto 1500 del 2007 el Gobierno Nacional “establece el reglamento técnico a través del cual se crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control de la Carne, Productos Cárnicos Comestibles y Derivados Cárnicos, destinados para el consumo humano y los requisitos sanitarios y de inocuidad que se deben cumplir en su producción primaria, beneficio, desposte, desprese, procesamiento, almacenamiento, transporte, comercialización, expendio, importación oexportación”.

Con miras de hacer valer las normas establecidas, se había  aplazado la  puesta en marcha y plena  vigencia de  esta  reglamentación y hasta este  18  de  Septiembre , todos   los expendios de carnes que comercializan cárnicos en Colombia  tenían  plazo  para  cumplir con todos los requisitos sanitarios que se requieren para su funcionamiento.

 

¿Cuáles son los requisitos?

Todo establecimiento que almacene o expenda productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos debe contar con productos que hayan sido marcados como “aprobado” por la autoridad sanitaria para consumo humano y que provengan de plantas de beneficio autorizadas, lo cual deberá ser soportado mediante la documentación establecida en el reglamento respectivo.

Igualmente, deben contar con un sistema de refrigeración que garantice el mantenimiento de la temperatura reglamentada para los productos y disponer de agua potable a la temperatura y presión requeridas en el proceso y la necesaria para efectuar una limpieza y desinfección efectiva.

 

Las instalaciones, los equipos y utensilios, deberán evitar la contaminación los productos cárnicos, facilitar las labores de limpieza y desinfección y permitir el desarrollo adecuado para el cual están diseñados, así como la inspección. Igualmente, los equipos y utensilios, deberán ser diseñados, construidos, instalados y mantenidos, cumpliendo las condiciones sanitarias para su funcionamiento.

 

Esté alerta

Según el Ministerio de Salud, un producto cárnico se considera adulterado cuando ha sido preparado, empacado o mantenido bajo condiciones insalubres que puedan afectar su inocuidad, ha sido obtenido total o parcialmente de un animal que haya muerto por causas diferentes al sacrificio autorizado o el empaque primario o secundario esté compuesto total o parcialmente por cualquier sustancia tóxica o nociva que pueda contaminar su contenido, haciéndolo perjudicial para la salud.

 

Los expendios que no cumplan con los requisitos corren el riesgo de ser sancionados con medidas sanitarias de suspensión de actividades de manera inmediata.

Redacciòn