Duque inicia  “Paseos de Olla” para erradicar las estructuras criminales y bajar homicidios

 

El compromiso del presidente Iván Duque fue explícito: erradicar las estructuras criminales en Medellín, persiguiendo a cabecillas y firmando sus extradiciones a Estados Unidos, si así lo dispone la justicia colombiana.

 

En medio de una extensa agenda que se extiende hasta hoy en Antioquia, el mandatario recorrió ayer diferentes lugares de la ciudad y tras un consejo de seguridad con autoridades y representantes del comercio respaldó el trabajo del alcalde Federico Gutiérrez con los golpes recientes a las estructuras criminales.

 

“No queremos más “oficinas”, más combos, maleantes, cabecillas dominando lugares de la ciudad”, apuntó, en tanto resaltó que hoy existe un compromiso de mayor coordinación, entre el sector privado y las autoridades para enfrentar el hurto a establecimientos comerciales y vehículos.

En su visita a la ciudad de Medellín, el presidente Iván Duque entregó un balance sobre operaciones en contra del microtráfico en compañía del alcalde Federico Gutiérrez y el ministro de Defensa Guillermo Botero Nieto desde el Barrio Antioquia, donde fueron intervenidas varias plazas de vicio.

Duque, a su vez, se unió a la petición del alcalde Gutiérrez para que los jefes de “La oficina”, ya capturados, entre quienes están “Duglas”, “Pichi Belén”, “Carlos Pesebre”, “Lindolfo” y “Tom”.

 

“Muchos bandidos tienen delitos por fuera de Colombia y el más interesado en que puedan ser extraditados soy yo”, recalcó el Jefe de Estado.

 

Gutiérrez cree que el argumento de más peso para sacar a esas personas del país es que “desde las cárceles siguen delinquiendo, ordenando crímenes y disputas entre combos de los barrios de Medellín”.

 

El presidente añadió: “estos criminales de la oficina deben ir extraditados a los Estados Unidos, por los delitos que han cometido, y no veo la hora en que la justicia me ponga esas órdenes de extradición sobre mi escritorio para firmarlas ligero”.

El compromiso es seguir produciendo indicadores que se traduzcan en la desarticulación del crimen organizado, dijo el Presidente al término del Consejo de Seguridad en Medellín.

Plan para bajar homicidios

Hasta ayer en la ciudad se reportaban 488 muertes violentas durante el año, 1,6 asesinatos por día, en promedio, y un 10 % más que en igual periodo de 2017, según la Secretaría de Seguridad local.

 

“Nos propusimos metas y queremos lograr en Medellín el mas bajo índice de homicidios”, apuntó Duque.

 

La estrategia para la reducción de homicidios, aseveró el mandatario, es fortaleciendo la red de participación cívica “que está creciendo con dinamismo, con tenderos, taxistas, personas que reportan a las autoridades”.

 

“Buscamos seguir el plan de desarticulación de combos y las mal llamadas “oficinas”. De hecho, los resultados que hemos tenido en los últimos meses, como la captura de alias, “Pichi”, nos permiten decir que hoy “la oficina” tiene temor de nombrar una cabeza visible, porque sabe que las autoridades van a estar a su asecho”, afirmó.

 

Respecto a la petición, hace una semana, de Kevin Turner, coordinador de la oficina en Medellín para los Derechos Humanos de la ONU, para que el Ejército retire las tropas de los diferentes barrios de la ciudad, el Jefe de Estado se mostró contrariado.

 

“Es importante porque se ha logrado la articulación de la Fuerza Pública, trabajando de la mano para acompañar la agenda de seguridad del alcalde”, dijo y acotó que esa labor debe seguir desarrollándose, apegada a la ley y cumpliendo con los Derechos Humanos.

“Nosotros trabajamos en el marco de la legalidad, con la Constitución y la ley, con el Código de Policía, y apoyamos a los alcaldes que  en verdad  estén   comprometidos  en la lucha  contra  delincuencia en todas  sus  modalidades y están tomando esas decisiones valerosas de acabar con esta red de criminales, hacerlos visibles, ponerlos a correr y llevarlos y someternos a la justicia”, concluyó el Presidente de la República.

Redacciòn