Dolor, rabia e indignación, en Colombia por crimen de “Génesis” en Fundación

La Fiscalía Seccional del Magdalena no descarta, pero tampoco confirma que en el asesinato de la niña Génesis Rúa, ocurrido el pasado viernes, en Fundación, Magdalena, le haya antecedido un abuso sexual por parte del presunto homicida, Adolfo Arrieta García.

 

Así lo expresó el director seccional del ente acusador en el Magdalena, Vicente Guzmán, quien señaló que se le imputó el delito de feminicidio agravado, pero no se excluye de tajo la posibilidad de un concurso heterogéneo de conducta en la medida en que haya existido violación.

 

En este sentido, agregó, si el análisis forense confirma  que hubo acceso carnal abusivo, la condena que recibiría sería la máxima establecida en el país, es decir, 60 años.

 

El Fiscal reveló que el victimario presenta antecedentes por violencia, una confirmada por un juez de la República y otra no denunciada pero de conocimiento público.

 

Salud mental

La primera, dijo Vicente Guzmán, “se refiere a una sentencia ejecutoriada y cumplida, por lesiones personales y la segunda, por violencia intrafamiliar, pero sin registro judicial por falta de denuncia”.

 

“Lo que se sabe es que su mujer se separó porque en una discusión le hizo tres disparos”, dijo el fiscal. Las balas no dieron en el blanco.

 

Vicente Guzmán dijo que aún “los móviles del crimen no están definidos”, pero indicó que “se estudia el perfil de este criminal para establecer su salud mental, como también los nexos o relación entre víctima y victimario”.

 

Esta tarea se realiza -según el funcionario judicial- para construir una teoría del caso que les permita ir a un juicio oral con todos los elementos materiales probatorios y las evidencias físicas.

Explicó que, en la medida en que se encuentre otro tipo de conducta delictiva, se haría una ampliación de la audiencia de imputación de cargos. Señaló que de lo que no se puede prescindir es que “estamos frente a una situación demencial aberrante, fuera de las reglas”.

 

“Esto hace suponer que es una persona con un comportamiento antisocial y habría que establecer si hay disfunción mental”, anotó.

 

Enfatizó en que “los seres humanos no actuamos así; es algo fuera de lo común”. “El tema es de salud mental”, agregó.

 

Por Feminicidio

César Cadena, abogado del confeso asesino, expresó su desacuerdo con el cargo de feminicidio que le fue imputado a su apoderado y señaló que este delito tiene una condena de 400 a 500 meses, equivalente a 41 o 50 años y que, por tanto, considera que la tipificación de la conducta debiera ser “homicidio agravado”.

 

“En la audiencia pedimos la aclaración jurídica en el sentido de que debió ser homicidio agravado, cuya condena es de 33 años y no partiendo de una mínima de 40 años”, precisó.

Enfatizó en que Adolfo Arrieta García no se allanó a los cargos y que lo que confesó que había ahorcado a la niña, pero que no recuerda en qué momento la quemó. “Creyó que lo que estaba en la hoguera era un perro”, recalcó. Agregó que “es como si tuviera una laguna mental”.

“La cárcel no es el castigo”. Yeimy Vizcaíno, la madre de Génesis, dijo que nunca se imaginó que Adolfo Arrieta García le fuera a hacer lo que le hizo.  “No tenía problemas con él, incluso ni la voz se la conocía muy bien”, anotó.

 

Manifestó con la voz quebrada que “siento que la cárcel no es el castigo. Ni si le ponen cien años se me va a quitar este dolor”, añadió.

 

Por su parte el presidente Iván Duque, a través de su cuenta de Twitter, pidió a las autoridades acelerar las investigaciones pertinentes.

“Con indignación, como colombiano y padre de familia, condeno el cruel asesinato de menor en Fundación, Magdalena. Toda nuestra solidaridad con sus familiares. Solicito a las autoridades agilizar las investigaciones que permitan hacer justicia. Debemos proteger a nuestros niños”, escribió en su red personal el gobernante de los colombianos.

Redacciòn