La soledad que estaba “matando” al padre Linero

Su discurso es magnético, los feligreses de la parroquia del Espíritu Santo, en el norte de Barranquilla, lo admiran por su estilo desenfadado y cerca de 2.8 millones de personas leen sus trinos.

Ayer, Alberto José Linero Gómez,más conocido como el Padre Linero, fue tendencia en redes sociales: confirmó que se retira del sacerdocio. “Mi gran tragedia ha sido la soledad en los últimos tiempos”, dijo en los micrófonos de Blu Radio, donde trabaja.

Linero se ordenó como religioso hace 33 años. Nació en Santa Marta el 19 de octubre de 1968 y, según Elías Barrios Tous,funcionario público y su compañero de trabajo por cinco años en la Red de Emisoras el Minuto de Dios: “es un hombre familiar, vive rodeado de sus papás, hermanos, sobrinos y amigos cercanos”.

El carismático líder religioso solicitó la “dispensa” a la Iglesia tras un año sabático.

Su superior, el padre Jean-Michael Amouriaux, ya tiene en su poder la carta en la que el sacerdote eudista solicita la venia para alejarse de la orden  sacramental  de iglesia católica.

“Soy Eudista, la Congregación de Jesús y María fue mi casa todos estos años. Me dio lucidez, ideas vitales, hermanos, proyectos. A mi comunidad le deseo todo lo bueno”, escribió.

En otro trino agregó que seguirá hablando de Dios así no pertenezca a la iglesia.

“Fui querido y acogido como padre, recibí toneladas de cariño inmerecido de tantas personas, y sentí la honda generosidad con que me escucharon. Por eso seguiré hablando de mi Dios”, escribió el sacerdote.

El padre Linero es reconocido en el país por la manera irónica y directa de decir las cosas y hablar temas que involucren a Dios o a la religión.

Alberto Linero se ha desempeñado como docente de la Universidad del Norte, en Barranquilla,

El teólogo es conocido en Colombia por su libro El man está vivo: Oracional para la pareja y por hacer parte de programas como Día a día del Canal Caracol y como panelista radial. En sus libros, más de 10, habla del amor, de las parejas, de la infidelidad y hasta del sexo. Por esto ha sido criticado con interpelaciones como: “¿ y él qué puede saber del amor en pareja ?”.

Erica Otero, quien lo entrevistó en varias ocasiones para El Universal, asegura que “uno no debe de haber vivido algo para hablar de ello. Él ha sido consejero de cientos de parejas”. Una de las experiencias de las que parece que más ha aprendido es la relación de sus padres, que llevan 45 años casados. Los menciona siempre.

Otero lo describe como un hombre con carácter, siempre alegre, “se ríe a carcajadas y cuando te da la mano sientes que la tiene pesada, como firme. Eso te da confianza, certeza”. Algunos dicen que es malgeniado pero, según Barrios, “lo que pasa es que le gustan las cosas bien hechas”.

Las controversias de Linero

“Creo que el celibato hoy en día no debería seguir siendo obligatorio, sino que debe ser opcional”, fueron palabras del padre Linero en entrevista con un medio nacional.

Además, habló sobre los motivos que influyeron en querer colgar los hábitos, el celibato y el matrimonio, entre otros temas.

“En el sacerdocio compartí con padres y obispos valientes y ejemplares, que me mostraron que es posible dar la vida por un mundo mejor. A ellos honraré viviendo mi vocación de servicio en otros escenarios”, dijo el  popular  religioso.

Asimismo, se confiesa amante del vallenato, menciona que ha sido un cantante vallenato frustrado. ‘Te necesito’ es un vallenato que lo marcó, ‘Te quiero mucho’ también, porque son vallenatos de los 80, la época en la que tenía 15 años y esa era una época chévere para él, expresó.

Sobre los planes que tiene para el 2019, el sacerdote manifiesta que seguirá siendo el mismo y no habrá ningún cambio, pues  imagina que seguirá inspirando a muchas personas a través de las redes, escribiendo textos, dando algunas clases y ayudando algunas comunidades.

Algunas reglas no están hechas para él. Parece no ajustarse al patrón establecido por la Iglesia católica, coinciden sus allegados, y es consecuente al haber anunciado que colgó los hábitos ante el Superior General de la Congregación de Jesús y María -Padres Eudistas-, agrega Otero.

Linero, por ejemplo, rechazaba el diezmo. Tanto así que promovió la etiqueta #NoDoyDiezmoDoyVida. También defendió el divorcio en casos de maltrato. “Él promueve ser manso, no menso”, puntualiza Otero. Además, no siempre usaba la sotana siempre que predicaba, lo que para algunos es “una falta de respeto a Dios”.

Linero suele salirse del libreto, y esta vez quiso disfrutar su fe, ya no desde el atril. Según dijo al aire, la decisión la tomó porque “quería vivir de otra manera”. El periodista Rafael Báez Molina, quién lo perfiló para un medio mexicano, tiene otra explicación: .“Linero quiere cambiar realidades con acciones, no con ideas”.

Textos : HELENA CORTÉS GÓMEZ

Redacciòn