Imder Puerto Tejada apoya  el  deporte  entre  rejas

Las actividades deportivas   también forman parte del  cerrado paisaje de las prisiones. Sin embargo, escasea el conocimiento sobre el papel que desempeñan en la vida cotidiana de las cárceles.

El director del Imder  Puerto Tejada, Profesor  Néstor  Jaime Cambindo Carabalí,  ha  querido  compartir  con los reclusos  privados de  la  libertad  del Centro penitenciario de  Puerto Tejada, organizando  actividades  deportivas, jornadas dirigidas a comprender los significados que el ejercicio físico y el deporte tiene para los internos.

“Esta   motivación  puede  contribuir  mostrar  resultados   que  de  alguna  manera  indiquen que la reinserción mediante estas prácticas es una sana ilusión, a pesar de ser la finalidad oficial de la reclusión” señaló  Cambindo Carabalí.

El  director  del ente  deportivo de  Puerto Tejada  considera que entre  la  población  carcelaria se  puede  ayudar  a conseguir entre ellos el potencial educativo y talento atlético-deportivo ligado al autocontrol y, sobre todo, el entretenimiento y la compensación para ocupar el tiempo, huir del hastío y sobrellevar los problemas del encierro.

 “El ejercicio y el deporte  en un centro penitenciario pueden llegar a tener un papel de “evasión” simbólica y liberación personal, aunque los presos viven atenazados por un contexto en el que prima el orden y el control por encima de todo”, expresó  el  funcionario.

Es por ello que  se  seguirá   apoyando  algunas   prácticas   deportivas y recreativas  en coordinación de  las  directivas  y  guardianes  del Inpec  ya  que  a través del deporte  parte del estrés que se genera en prisión se logra evitar generando además  integración y convivencia  entre  los  reclusos.

Redacciòn