Duque propone diálogo social para no llegar a la protesta

El presidente electo Iván Duque, al término de una reunión con el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, aseguró que intentará buscar alternativas de diálogo social para que la protesta no sea el único mecanismo con el que los ciudadanos se puedan hacer escuchar.

“Busquemos un diálogo social que prevenga la protesta como mecanismo para hacerse escuchar”, afirmó.

Agregó que “la protesta social es un mecanismo legítimo en una democracia, pero más importante que la protesta es que tengamos un diálogo social fraterno, sincero y orientado hacia mejores políticas públicas para las comunidades”.

Si somos exitosos en el diálogo, en la construcción de soluciones, la protesta no será la alternativa a la que se acuda como primer mecanismo”, dijo el presidente.

 

Sobre los líderes sociales

Duque agregó que se iniciará un trabajo conjunto con esta entidad, la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la República para poder responder a las alertas tempranas de amenazas contra la vida de líderes sociales en el país.

“Empezaremos un trabajo conjunto con la Defensoría, con la Fiscalía y con la Procuraduría para que podamos responder a las alertas tempranas y que tengamos una política pública eficaz de protección a los derechos humanos y de protección a los líderes sociales de nuestro país”, manifestó Duque.

Cuando Guillermo Botero fue designado como ministro de Defensa de Duque este comentó que “respetamos la protesta social pero también creemos que ésta debe ser ordenada y que represente los intereses de todos los colombianos y no solo de un pequeño grupo”, causando un revuelo en sindicatos, agremiaciones y otros sectores políticos.

Este viernes, el presidente electo Iván Duque visitó la Defensoría del Pueblo junto a sus ministros designados de Defensa, Justicia e Interior —Guillermo Botero, Gloria María Borrero y Nancy Patricia Gutiérrez, respectivamente— con el fin de discutir con el defensor Carlos Negret Mosquera las futuras estrategias para la protección de los Derechos Humanos en Colombia.

En este encuentro salió a flote uno de los temas más coyunturales: los incesantes asesinatos a líderes y lideresas sociales en las regiones del país, hechos que se vienen registrando desde la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y la antigua guerrilla Farc en 2016, y que han aumentado en el último mes. Según el último informe de la Defensoría,son más de 300 muertes las que se han contado desde entonces.

 

El mandatario entrante expresó que le “duelen las muertes, las amenazas y crímenes que se ha presentado”.Por esto, la protesta social será un tema clave para el gobierno entrante.

Redacciòn