Contraloría encontró irregularidades en acueductos de Torotó y Buenos Aires y otros 16 municipios

La Contraloría General de la República detectó serias irregularidades y problemas de sostenibilidad derivados de la aprobación de proyectos en los Ocad sin el cumplimiento de  requisitos.

Los hallazgos se dieron tras una auditoría a 23 proyectos de acueducto y plantas de tratamiento en 18 municipios de siete departamentos del país que contemplan 39 mil millones de pesos de inversión en regalías.

Los acueductos están ubicados principalmente en Titiribí, Fredonia y Santa Rosa de Osos, en Antioquia; Albania, Manaure y Uribia, en La Guajira; Sucre, Ovejas y Majagual, en Sucre; Acacías, Villavicencio, Granada, y Lejanías, en el Meta; Torotó y Buenos Aires, en Cauca; Venadillo y Mariquita, en Tolima, y Becerril, en el Cesar.

Según el informe del ente de control, el  50% de los proyectos se aprobó sin el cumplimiento de licencias ambientales de captación de aguas,lo cual es reprochable porque no se toman en cuenta ni en la construcción, ni en la operación los temas elementales de cuidado del medio ambiente, protección de cuencas, caudal ecológico y demás que la normatividad exige”.

Para la Contraloría esta situación ha llevado a que el 65% los proyectos sea ineficaz,“pues la infraestructura está subutilizada, o los laboratorios para monitoreo de calidad del agua están sin uso, o faltan insumos para la operación de las plantas de tratamiento”.

Ejecución.

Así mismo, el ente de control evidenció que el 78% de los proyectos no ejecuta acciones de sostenibilidad, ni tampoco mantenimientos y no tiene asegurada la sostenibilidad, toda vez que no se ejecutan acciones y no se garantizan los recursos de carácter permanente.

En cuanto al índice de riesgo de abastecimiento IRABAM, que es el indicador de tratamiento, continuidad y distribución de agua potable, la Contraloría evidenció que en los proyectos auditados sólo el 17 % de ellos reporta información y el 83% no lo hace.

“En relación con los operadores de acueductos que sí reportan, se encontró que el 66% no distribuye agua apta para el consumo humano, según la escala del índice. Además, hay incertidumbre por el rigor con que se realizan estos procedimientos para establecer que se esté cumpliendo con las características requeridas para el consumo humano”, señaló el informe.

La auditoría de la Contraloría concluyó que solo el 13% de los acueductos cumple con las especificaciones técnicas de infraestructura para una operación adecuada. “En el 39% de ellos es inadecuado el sistema de captación, en el 43% el de tratamiento y en el 35% el sistema de distribución del agua”.