Mockus mostró su trasero al Congreso para pedir silencio en el hemiciclo

Uno de los grandes ingredientes de la instalación del nuevo Congreso era la llegada de  Antanas  Mockus , como una de las cabezas de la oposición y con la segunda votación más alta, solo por detrás de Álvaro Uribe. Y el senador terminó captando la atención del acto. Mientras el hasta hoy presidente del Senado, Efraín Cepeda, daba su discurso de despedida en ese cargo, el exalcalde de Bogotá se paró en frente del atril y, en medio de los demás parlamentarios, se bajó los pantalones.

 

La situación fue tan impactante que Cepeda interrumpió su discurso por unos instante e hizo un llamado al orden. Mockus lo hizo para pedir silencio, pues sus colegas estaban dispersos, conversando, y eran pocos los que atendían las palabras de Cepeda. La senadora Angélica Lozano, su compañera en las toldas verdes, explicó lo sucedido:

“Estuve sentada junto al senador Antanas Mockus durante toda la sesión y el pidió silencio de muchas formas, durante todo el rato. Porque era increíble, pero el presidente del Senado Efraín Cepeda hablaba y nadie lo escuchaba. Entonces gritamos dos veces: “silencio, por favor” y sirvió, la gente bajo el ruido y pudo escucharse más. Pero al rato siguió el ruido. Él se paraba, Antanas, con el dedo en la boca señalando y pidiendo silencio, con la mano en la oreja , como pidiendo que por favor escucharan. Y pues ya, al rato hizo otra expresión simbólica de pedir respeto, que por favor escucháramos a quien estaba hablando, que era lo que él buscaba”.

La situación tiene un precedente que los colombianos recuerdan con claridad, y que disparó la fama de Mockus cuando era rector de la Universidad Nacional. Era el año de 1993 cuando, en medio de un auditorio lleno de estudiantes, se bajó los pantalones para que la gente hiciera silencio y atendiera la discusión, tal como pasó este 20 de julio en el Capitolio.

Antes de ese hecho, Mockus ya había mostrado sus genitales en la Universidad Nacional de Manizales, para acallar una multitud que no paraba de gritar.  En otra ocasión arribó a una convención de decanos, que se realizaba en Girardot, en vestido de baño, corbata y con un chupo colgado en el pecho.

Así quedaron las fuerzas en el Senado:

Centro Democrático: 19 curules, 2.501.995 votos.

Cambio Radical: 16 curules, 2.142.040 votos.

Partido Conservador: 14 curules, 1.931.140 votos.

Partido Liberal: 14 curules, 1.886.895 votos.

Partido de la U: 14 curules, 1.844.847 votos.

Alianza Verde: 9 curules, 1.308.208 votos.

Polo Democrático: 5 curules, 722.987 votos.

Lista de la Decencia: 3 curules, 519.262 votos.

Partido Mira: 3 curules, 495.506 votos.

Colombia Justa Libres: 3 curules, 463.521 votos.

Partido Fuerza Revolucionaria del Común: 55.400 votos.

Entre los cambios que se dieron en el Senado, uno de los más notables es la entrada de Colombia Justa-Libres que modificó las curules de otros tres partidos. Entraron al Capitolio: John Milton Rodríguez González, Eduardo Emilio Pacheco Cuello y Edgar Enrique Ralacio Mizrahi. Pero salieron Soledad Tamayo, del Partido Conservador; Jorge Guevara, de la Alianza Verde, y Gloria Flórez, de la lista de la Decencia.

En el caso de Cambio Radical el escrutinio les dejó las mismas curules pero con un cambio de congresista, entró Ana María Castañeda (57.359 votos), y salió Antonio del Cristo Guerra de la Espriella.

En el Centro Democrático hay un sabor agridulce, mientras que José Obdulio Gaviria está de celebración porque entró al Senado con 27.704 votos, la ahora excandidata Milla Patricia Romero saborea la derrota. Así lo confirmó el CNE.

En la Cámara de Representantes no hubo cambios, salvo la curul que ocupará Ángela María Robledo por haber sido la fórmula videpresidencial de Gustavo Petro, segundo en la elección presidencial.

Redacciòn