Se “rajó” Rajoy, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno Español

Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno. La moción de censura del líder socialista contra Mariano Rajoy salió adelante este viernes con 180 votos a favor, una abstención y 169 en contra.

Es la primera vez que alguien alcanza la Presidencia del Gobierno mediante una moción de censura, el relevo más rápido de las historia de la democracia. El traspaso de poderes de Rajoy a Sánchez, procedimiento que generalmente lleva semanas, se va a producir en unos días.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, trasladará ahora el resultado de la votación al Rey, para que el nombramiento pueda publicarse en el BOE lo antes posible, seguramente mañana sábado.

 

La toma de posesión de Pedro Sánchez, su jura o promesa ante el Rey, se podrá producir ya en cualquier momento: el sábado, el domingo o el lunes, como tarde. Una vez que el nuevo presidente tome posesión, tendrán que hacerlo sus ministros.

Hasta que no haya nuevos responsables al frente de los ministerios, los de Rajoy siguen en sus cargos “en funciones”. El artículo 101.2 de la Constitución señala: “El Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno”. Todo para evitar el vacío de poder.

¿Quién es Pedro Sánchez, el “sucesor” de Rajoy?

Pedro Sánchez encabezó la ola de indignación por la condena judicial del Partido Popular de Mariano Rajoy por un caso de corrupción.

Nacido el 29 de febrero de 1972 en Madrid, creció en una familia de padre empresario y madre funcionaria. Estudió economía, primero en su ciudad y luego en Bruselas. Desde joven mostró afinidad por la política y fue concejal municipal en Madrid de 2004 a 2009; al llegar a diputado y su carrera tomó mayor revuelo.

 

Aunque en el 2014, haciendo ya parte del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) obtuvo un impulso, en las elecciones de diciembre del 2015 estuvo por debajo de Mariano Rajoy y a pesar de su intento de formar gobierno con los partidos Podemos y Ciudadanos, no lo logró.

 

Tras la repetición de elecciones en junio del 2016, el PSOE tuvo su peor resultado, desde 1977 cuando se restableció la democracia española, a lo que el partido lo culpó a la cabeza: Pedro Sánchez.

 

Fue hasta mayo del año pasado cuando Pedro Sánchez retomó la confianza del partido, volviendo a dirigirlo. Ahora con 84 escaños de 350 en la Cámara Baja, Pedro Sánchez está obligado a pactar con el partido Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos.

 

Aunque Sánchez estuvo con Rajoy haciendo frente a la tentativa de independencia en Cataluña, pasará a la historia del PP como el que logró la caída de un jefe de gobierno que había salido victorioso de varias crisis.