Puente festivo con Ley seca en Cali cerró con balance positivo,pese a las 16 muertes violentas

Hasta el domingo, Día de la Madre, se habían reportado nueve homicidios, pero al cierre de este puente festivo la cifra fue de 16 muertes violentas. La reducción fue del 34.5% en comparación con años anteriores con día festivo.

Un balance positivo fue el resultado de la polémica implementación de la Ley Seca en la capital del Valle del Cauca durante este puente festivo cuando se celebró el Día de la Madre.

Según cifras entregadas por la Policía Metropolitana de Cali, hasta el domingo – día de la festividad – se registraron nueve homicidios en la ciudad y, tras finalizar la medida de restricción de alcohol este martes a las 6:00 a.m., la cifra aumentó a 16 muertes violentas. No obstante, según el alcalde encargado, Rodrigo Zamorano, la disminución en homicidios es del 34,5% en comparación con años anteriores.

Lo anterior teniendo en cuenta que, aunque el año pasado se reportaron 10 homicidios, en esa ocasión la fecha no tuvo lunes festivo. En tanto, las muertes de este fin de semana se registraron de la siguiente forma: viernes un caso, sábado tres, domingo cinco hechos y lunes siete homicidios.

“Queremos agradecer a todos y cada uno de los caleños por haber adoptado esta medida de restricción de bebidas embriagantes (…) este fin de semana nos deja un saldo de nueve casos, lejos del top histórico de otros fines de semana con celebración del día de la madre. Gracias a esta medida durante la administración del alcalde Maurice Armitage hemos tenido la mayor disminución de los últimos 25 años; en 2016 hubo cinco casos, en 2017 se presentaron 10 casos y este año nueve casos”, afirmó el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, Hugo Casas.

Por otro lado, el oficial manifestó la reducción a cero de los feminicidios, suicidios y homicidios contra menores de edad en la ciudad, algo histórico para Cali.

Asimismo, la violencia intrafamiliar bajó en un 82% con nueve casos este año frente a 49 hechos presentados en 2017. En lesiones personales hubo una reducción del 77% pasando de 57 casos en 2017 a 13 situaciones este fin de semana y, solo el domingo – Día de la Madre -,  hubo seis casos, frente a 28 del año anterior.

Las riñas bajaron un 22.7% en zonas críticas de la ciudad como lo son las comunas 13,14,15,21,18 y 20.  La red hospitalaria estuvo en niveles de ocupación entre el 30% y 40%, siendo el hospital Carlos Holmes Trujillo el más concurrido.

El uniformado afirmó que en lo corrido de la medida se impusieron 438 comparendos por aplicación del código Nacional de Policía: 21 por riñas, 128 por consumo de licor en espacio público y 289 personas vulnerables  fueron llevadas al centro de protección de personas. Gracias a los patrullajes de control en toda la ciudad, se logró la incautación de cinco armas de fuego y 92 elementos cortopunzantes.

En el concierto que se realizó el sábado en el estadio Pascual Guerrero se incautaron 200 botellas de licor y se capturó a dos personas que participaban de una riña a los alrededores del escenario deportivo.

De las 16 muertes reportadas, solo una corresponde a accidente de tránsito y en todo el puente se aplicó un comparendo por alcoholemia. No obstante, el secretario de movilidad de Cali indicó que “fueron más de 2000 comparendos impuestos, principalmente por documentos de los vehículos o por no portar las medidas de seguridad en el caso de las motocicletas”.

El alcalde encargado, Rodrigo Zamorano, agradeció a la ciudadanía y a los organismos de seguridad, inteligencia, judicial y socorro por su compromiso con la ciudad y mostró su satisfacción ante los resultados.