Colombia buscará nueva sede para diálogos con el ELN

La decisión del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de frenar la condición de garante que tiene ese país en los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el Eln, se convierte en un nuevo obstáculo para llegar a un acuerdo que culmine el conflicto armado con ese grupo guerrillero.

“He solicitado a la canciller que frene esas conversaciones y que frene nuestra condición de garante de ese proceso de paz mientras el Eln no se comprometa a dejar de cumplir esas actividades terroristas”, dijo el jefe de estado a la cadena de noticias NTN24.

La determinación del mandatario llega en un momento de crisis por la situación que se vive en la frontera colombo- ecuatoriana, donde el secuestro, práctica que es totalmente justificada por la insurgencia del Eln como método de financiación, se ha convertido en un dolor de cabeza humanitario y político para ambas naciones.

La respuesta de Colombia se dio por medio de la Canciller María Ángela Holguín quien afirmó que el presidente Juan Manuel Santos “comprende las razones por las cuales el presidente Moreno ha decidido apartarse de su condición de garante y de anfitrión de estas negociaciones”, razón por la cual se “iniciarán inmediatamente los procedimientos pertinentes para trasladar esas conversaciones a uno de los países que previamente se establecieron como sedes alternas”.

“Es más, se había decidido que las conversaciones se realizarían en diferentes países de manera itinerante”, agregó la ministra de Relaciones Exteriores colombiana.

Aunque este nuevo escenario ofrece un panorama oscuro para las negociaciones de paz con el Eln, los analistas consultados por este diario coinciden en que es un impasse que se puede solucionar, siempre y cuando las partes que están sentadas en la mesa tomen rápidas decisiones sobre el futuro del proceso.

 

Redacciòn