Duelo en el Ecuador, Santos ofrece 400 millones por capturar a “Guacho”·

“Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido, no hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato nuestros compatriotas”, reveló hoy el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en una comparecencia ante la prensa en la sede del Sistema Integrado de Seguridad ECU911, en Quito.

Sus palabras ponían fin a 18 días de incertidumbre acerca de la suerte del periodista Javier Ortega, de 36 años, del fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y del conductor Efraín Segarra, de 60, del diario El Comercio, de Quito, que habían acudido a la provincia de Esmeraldas, zona fronteriza con Colombia, para realizar un reportaje sobre la inseguridad en la zona desde enero.

Detrás del secuestro y asesinato de los ecuatorianos está según las autoridades de ambos países Walter Patricio Arizala Vernaza, alias “Guacho”, oriundo de Ecuador y que pasó de ser un pequeño comerciante a convertirse en el sanguinario líder de la disidencia de las FARC, al considerar que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha incumplido sus promesas del acuerdo de paz de 2016.

 

Tras días de desasosiego y vigilias, la noticia del asesinato de los comunicadores cayó como un jarro de agua fría en la sociedad que seguía minuto a minuto el caso, y especialmente entre los numerosos medios que esperaban las palabras del presidente.

Frente a la confirmación del asesinato de los 2 periodistas y el conductor de El Comercio de Ecuador, el presidente, Juan Manuel Santos anunció que se intensificarán las acciones contra Walter Arizala, alias Guacho, responsable de los hechos.

“En los últimos días, por razones humanitarias, las operaciones del lado colombiana, fueron reducidas, a raíz de la noticia que hemos recibido, pues esas operaciones se van a reanudar  con toda intensidad”, anunció.

Confirmó que ha mantenido permanente contacto con el presidente de Ecuador  Lenín  Moreno, a quien le reitero todo el apoyo, solidaridad y toda la colaboración,“para que los responsables de este crimen sean llevados a la justicia”.

Señaló que se comenzaron operaciones en el lado colombiano con más de  10 mil hombres y mujeres, al igual que en el lado ecuatoriano.

Frente a la corresponsabilidad que está reclamando el Gobierno de Ecuador, el presidente Santos respondió que, “estos hechos ocurrieron en el Ecuador, fueron secuestrados en el Ecuador, por un individuo de nacionalidad colombiana”.

Sin embargo, insistió en que lo importante es el trabajo conjunto para dar con “Guacho” y desarticular su organización criminal.

“Por supuesto que nosotros estamos colaborando con el Ecuador en todo lo que estime necesario para perseguir, capturar o dar de baja a estos responsables”, puntualizó el mandatario colombiano.

Redacciòn